close
smart clothing

Dentro de poco tiempo no solo cambiará la forma de comprar y probar ropa con vestuarios virtuales sino que los materiales que se incorporarán al sector textil serán IoT, materiales inteligentes. Telefónica analiza el auge de la moda IoT o la ropa conectada.

La moda conectada: la revolución IoT en el sector textil

Aunque parezca sacado de una novela futurista, ya existe la ropa conectada. El intercambio de datos entre estas prendas y los dispositivos móviles hace que sean capaces de coger llamadas, regular la temperatura corporal, mostrar los sentimientos o el estado de ánimo de quien las lleva. La tecnología aplicada a la moda es una realidad que avanza a pasos vertiginosos, aunque todavía se presenta como una realidad poco asequible a cualquier bolsillo. Los ámbitos deportivo, laboral y sanitario son los que mejor han acogido por ahora los avances de la conectividad aplicada a la ropa y, a pesar de que todavía es pronto, va camino de extenderse al público general y generalizarse en las calles de nuestras ciudades.

Levi’s y Google, por ejemplo, realizaron en 2017 una gran apuesta textil-tecnológica con su modelo de cazadora vaquera Levi’s Commuter Trucker Jacket. La novedad es su compatibilidad y conectividad con el teléfono móvil. Con sus botones y sensores, un simple golpecito sobre la manga de la chaqueta permite activar el reproductor de música, coger una llamada o recibir indicaciones de Google Maps.

Otro ejemplo lo tenemos más cerca, ya que llega de una marca creada por dos ingenieros españoles. La marca Wendu fabrica camisetas con capacidad de regular la temperatura entre 20 y 40 grados. La camiseta, conectada a un dispositivo móvil, se enfría o se calienta según los datos configurados por el usuario desde su dispositivo móvil. Está especialmente diseñada para uso militar, de cuerpos de seguridad u otros profesionales que pasan largas horas a la intemperie. 

El intercambio de datos entre prendas y dispositivos móviles hace que sean capaces de coger llamadas, regular la temperatura corporal o mostrar el estado de ánimo

Incluso hay complementos que ayudan a evitar las alergias, como las bufandas de Caroline Van Rentergherm, una joven emprendedora que se dio cuenta de que las máscaras que utilizaba mientras montaba en bici por París no impedían que sus ojos le llorasen o que le picase la garganta y terminaba siempre usando su bufanda para protegerse. Ha lanzado la aplicación Be AWAIR que informa sobre la calidad y que los usuarios pueden personalizar para que las notificaciones les informen también sobre cómo prevenir las alergias. El próximo paso es el lanzamiento de las bufandas WAIR, que permiten filtrar el aire para que llegue más limpio a los usuarios e incluye un sensor que analiza la calidad del aire y cambia su color cuando la contaminación es demasiado alta.

Para todos aquellos amantes del mar hay dos modelos que se pueden adaptar a las necesidades de cada usuario. El primero es de la firma Spinali, que ha sacado Neviano2, la versión avanzada de su primer de su primer traje de baño conectado que integra directamente el sensor de rayos UV y la notificación “Cream Alert” que avisa a los usuarios de que necesitan renovar el protector con un mensaje a su móvil e incluso reconoce la localización y recomienda lugares que visitar.

El segundo modelo está más orientado a los aventureros del surf, es el neopreno inteligente “Wetsuit” de la empresa Emerid que incorpora un sistema de identificación de emergencia que funciona con la tecnología NFC haciendo posible que se localice el traje desde el móvil

Otra empresa que ha realizado interesantes aportaciones a la moda conectada es Cute Circuit, de reconocido prestigio en el mercado de los wearables digitales. Sus productos se han visto ya en los escenarios con artistas como U2 o Katy Perry. Sus prendas están elaboradas en su mayoría con fibras inteligentes y microelectrónica de diseño vanguardista. Además, se conectan permitiendo monitorizar las redes sociales de quien las viste y controlar desde el teléfono móvil la iluminación del tejido.

De la mano de la tecnológica coreana Samsung, llega el traje inteligente NFC de Samsung. Lo han elaborado con Rogatis que permite al usuario desbloquear su teléfono, intercambiar tarjetas de presentación digitalmente y configurar los dispositivos en la oficina y en los modos de conducción.

La tecnología aplicada a la moda es una realidad que avanza a pasos vertiginosos

Por último, no se puede hablar de la ropa inteligente en España sin mencionar a la pasarela madrileña Samsung EGO que, aunque comenzó en 2006 como una iniciativa paralela a la Mercedes Fashion Week de Madrid, desde 2013 se ha posicionado progresivamente como máximo referente en el campo de la moda conectada, dando visibilidad a nuevos talentos.

El mejor exponente de esta tendencia es la española Constanza Más, ganadora de la última edición de Samsung EGO Innovation Project, con su proyecto Quantum. La responsable de la firma ha desarrollado una forma de comunicación emocional mediante la luz gracias a una aplicación instalada en el móvil. De esta forma, la ropa conectada puede expresar sentimientos previamente seleccionados con patrones y que, en principio son exclusivamente para emociones positivas.

La colección Quantum está compuesta por camisas, casacas, chalecos, vestidos cortos y pantalones de seda y satén. Para convertirlos en inteligentes se añaden materiales como metacrilato, plástico y aluminio anodizado que facilitan la conexión de todo esto con el móvil del propietario para configurar las opciones.

Son muchas las posibilidades que disponemos actualmente para estar conectados con lo que nos rodea, por lo que la ropa no podía ser menos. La tecnología nos permite seguir conectando nuestro día a día, mejorando nuestras experiencias del día a día y recabando la mejor información sobre nuestras rutinas para poder mejorarlas o modificarlas en función de nuestras necesidades.

Tags : moda IoTropa conectadasmart clothing

Deja un comentario


Warning: Cannot assign an empty string to a string offset in /home/eicomuni/public_html/brandandlife.es/wp-includes/class.wp-scripts.php on line 445