close

Diferenciación

DiferenciaciónEstrategiasMarketing

Stradivarius diversifica su oferta con perfumes

stradivarius

Las marcas de moda se reiventan con más facilidad que otras empresas. En este caso le toca a Stradivarius, que además de lanzar sus colecciones de ropa habituales, cuenta con un nuevo aliado: Perseida, la empresa dedicada a la perfumería. MODA ES explica el proceso de colaboración.

 

Stradivarius diversifica: se alía con Cristian Lay para lanzar perfumes

Aunque la cadena había ya contado con pequeñas colecciones de perfumes en el pasado, su alianza con Perseida, propiedad de la extremeña Cristian Lay, supone dar un paso adelante en esta categoría. 

Inditex sigue diversificando con sus cadenas más jóvenes. Stradivarius, que en los últimos años ha lanzado ya cápsulas de cosmética, papelería y accesorios para el hogar, entra ahora en perfumería de la mano del grupo industrial extremeño Cristian Lay. La cadena ha firmado un acuerdo con Perseida Belleza, la filial de la compañía dedicada a perfumería y cuidado personal, para lanzar una colección de perfumes,según ha explicado Jesús Mejías, director de desarrollo de negocio de la empresa, a Modaes.es.

La colección, compuesta por cinco referencias, está ya disponible en las tiendas de Stradivarius de 63 países, además de en su página web. El desarrollo de esta línea se ha extendido durante más de un año.

Stradivarius es una de las cadenas con las que Inditex más ha experimentado en los últimos años. En 2016, la empresa lanzó una colección de papelería y pequeña decoración, que llegó a contar con un espacio diferenciado en algunos flagships. Un año después, Stradivarius dio un salto adelante con su primera colección de moda masculina, si bien el proyecto se interrumpió apenas unos meses después.

¿Quién es Perseida, el nuevo socio de Stradivarius?

Fundada en 1994, Perseida está especializada en el desarrollo y la producción de cosmética, perfumería, higiene, cuidado personal y solares para terceros.  La fábrica de la empresa, de 16.400 metros cuadrados, se encuentra en la localidad pacense de Jerez de los Caballeros, desde donde produce 34 millones de unidades al año. Con una plantilla de cien personas, Perseida factura en torno a 21 millones de euros. El grupo opera también con dos marcas propias GG Paris, dirigida al canal belleza, y Mimitos y Flower of Zen, para el canal farmacia.

Perseida forma parte de CL Grupo Industrial, impulsado por la familia Leal en 1981 y que factura 500 millones de euros. La compañía opera con tres líneas de negocio: venta directa, industria y energía. En la primera división se encuentra la marca Cristian Lay, especializada en la producción de joyería y bisutería para el canal multimarca y la venta por catálogo.

En el área de industria se incluye Perseida, de perfumería; Iqoxe, el único productor de óxido de etileno en España; Ondupack, especializada en embalajes de cartón ondulado; Plastiverd, de Pet, polímeros y reciclaje, y la química Iqoxe Emulsiones Poliméricas. Por último, CL Grupo Industrial incluye también Alter Enersum, de energía fotovoltaica; Gas Extremadura y Global Energy Services, especializada en energía eólica y solar.

Leer Más
DiferenciaciónMarketingRetail Marketing

H&M y el éxito de & Other Stories

marca premium de H&M

El mundo de la moda parece ser uno de los sectores que más y mejor sabe apostar por nuevos proyectos como & Other Stories. El gigante H&M lanzó al mercado su marca premium con un éxito extraordinario: estilo nórdico, minimalistas, precios más altos y una imagen propia como cuenta ELPAIS.

 

La Fórmula Del Éxito De & Other Stories, Marca ‘Premium’ De H&M

En apenas cinco años, la firma de moda & Other Stories se ha consolidado como un sello con identidad propia. Ahora, esta marca premium del grupo H&M abre en exclusiva las puertas de su cuartel general de Estocolmo.

El Atelier de & Other Stories, la marca de moda femenina que fundó H&M en 2013, es un búnker de más de 1.000 metros cuadrados con unas impresionantes vistas a la ciudad de Estocolmo. Un espacio diáfano, lleno de luz, flores y plantas que pocas veces abre sus puertas a los curiosos.

En apenas cinco años, la firma se ha consolidado como un sello con identidad propia. Sus prendas y productos acaparan la atención de las influencers, y los medios de referencia se fijan en sus nuevas colecciones para vaticinar las tendencias de la temporada. Aunque las marcas del grupo sueco no facilitan datos económicos ni de ventas —salvo la facturación total de H&M, que superó los 6.000 millones de euros en el primer semestre de 2018—, en su corta vida & Other Stories ha tejido una red de 65 tiendas en 18 mercados y cuenta con 1.900 empleados en el mundo. En España tiene boutique en Barcelona, Málaga y Madrid.

Y entre sus últimas incursiones destacan la entrada al mundo árabe, con la apertura de una tienda en Qatar, y la inauguración de su segundo local en ciudades como Londres y París. Su cuartel general ocupa los dos últimos pisos de lo que antiguamente fue la fábrica de cerveza sueca St. ­Eriks Brewery.

Todavía hoy conservan a la vista algunos de los pilares de madera originales. “Intentamos preservar la esencia de los edificios que reformamos tanto para nuestros atelieres como para nuestras tiendas”, explica Sara Silfwersvärd, del equipo de arquitectos de la marca.

Entre estas paredes conviven 120 empleados, entre diseñadores gráficos, fotógrafos, desarrolladores de cosméticos, arquitectos o responsables de marketing. La compañía asume todo el proceso creativo, desde el diseño de cada boutique física hasta las sesiones de fotos para la tienda online, que vende ya en 15 países. Es un equipo joven que agradece una política de empresa que definen como “democrática, divertida y fluida”.

Este espacio abierto “fomenta la comunicación entre departamentos y multiplica la creatividad Behnaz Aram, de prêt-à-porter; Luca La Rocca, de accesorios, y Nicole Wilson, de calzado, diseñan en equipo las seis colecciones que la firma confecciona anualmente desde esta sede central de Estocolmo. Ese fin de semana planean un viaje juntos a Marruecos en busca de algo que despierte su imaginación. “La inspiración surge de cualquier detalle.

Al estar los tres, lo que yo no veo lo ven ellos, y al revés”, explica Aram. “Cada uno tiene una personalidad, así que nos complementamos. Behnaz, por ejemplo, está muy interesada en todo lo cultural e histórico… ¡En el pasado!”, cuenta La Rocca. “Él, en cambio, es un technonerd [friki de lo tecnológico]. Siempre mirando al futuro”, responde entre risas su compañera. Se nota que son amigos. “Es lo mejor de trabajar en Stories. Que sabes que cada día va a ser divertido”.

Se dirigen a un público interesado en la moda pero que valora la calidad por encima de la asequibilidad. Una clientela dispuesta a pagar unos precios por encima de la media de otras marcas del grupo: vestidos de entre 60 y 120 euros, abrigos de entre 100 y 300, o bolsos y zapatos a partir de 80.

Hace 16 años que H&M puso en marcha esta estrategia de diversificación, cuando adquirió la firma Weekday —la primera de las siete que tiene hoy—. Su mayor competidor, Inditex, gigante indiscutible del sector textil, realizó movimientos similares con el lanzamiento de múltiples firmas como Uterqüe o Massimo Dutti.

La variedad de estilos y gamas ha permitido a estos monstruos del mercado alcanzar a públicos a los que su marca madre no podía llegar. Con la creación de & Other Stories, la compañía sueca pretendía desmarcarse de la idea a la que está asociada en el imaginario colectivo: la de ser una empresa textil que pone lo último de las pasarelas al alcance de casi cualquier bolsillo. Querían demostrar que ellos también pueden diseñar, apostar por la calidad y crear tendencia.

Cuentan con otros dos atelieres —uno en Los Ángeles y otro en París— desde donde elaboran colecciones especiales, dirigidas a un público con gustos que se alejan del minimalismo y la sencillez nórdica. Un estilo más chic y clásico en la capital francesa y otro más desen­fadado en la ciudad estadounidense, donde impera la fuerte personalidad de la moda californiana.Engalanada con las nuevas piezas de bisutería que ha creado, Philomène Tell, diseñadora de accesorios en París, recuerda que pasó un año entero trabajando sola en una habitación del tamaño de “una pecera”.

Era 2013. Cuando la firma se fue asentando, fueron llegando nuevos compañeros hasta sumar los 50 que son hoy. A su lado, Caity Knox se ríe y asiente con la cabeza. Su experiencia como diseñadora de ropa en California fue similar. “En 2014 éramos tres chicas en una habitación. Apenas podíamos movernos. Luego, con los buenos resultados, fuimos creciendo hasta ser 25”. En esta visita al taller de Suecia, las dos reconocen que se sienten “como en casa”. Porque sus centros de trabajo actuales son también grandes, luminosos, con plantas y con una localización inmejorable, en el centro de sus respectivas ciudades. Igual que las tiendas de & Other Stories. Es su sello de identidad. Todos sus espacios se han diseñado a imagen y semejanza de este primer atelier de Estocolmo.

En medio de la estancia, unas estanterías exponen los últimos productos de belleza y complementos que van a salir al mercado. Sobre una balda reposan unos libros de cuentos del siglo XIX. En la cubierta de todos ellos, un denominador común: bajo el título de la historia que sale en portada se lee “& other stories” (y otros cuentos). De ahí escogió su nombre la marca. Igual que esos libros contienen más historias que la de portada, ellos querían ser más que una tienda de ropa. Abarcar todas las aristas necesarias para ofrecer un total look a sus clientas. Desde el gel o la barra de labios hasta el calzado, la ropa y la bisutería.

Leer Más
DiferenciaciónEstrategias

¿Vuelve Benetton?

benetton moda

¿Quién no recuerda las impactantes imágenes de Oliviero Toscani para Benetton? El matrimonio, muy bien avenido por cierto, entre el fotógrafo y la marca de ropa marcaron un antes y un después en la industria de la moda, el marketing y en los clientes. Sin embargo, el paso de los años ha diluido la fuerza con la que Benetton se presentaba ante el mundo. Ahora, su fundador Luciano Benetton quiere recuperar el lugar que le corresponde en el mundo. Esta es la historia del posible regreso de Benetton a nuestra vidas via ELPAIS.

 

Benetton, la mítica marca de los 90 que lucha por volver

El fundador de la legendaria firma italiana renuncia a su jubilación para tratar de rescatar a la marca. El fichaje de Jean-Charles de Castelbajac como director artístico y la reconciliación con el fotógrafo Oliviero Toscani han sido sus movimientos más notables.

La historia de Luciano Benetton bien podría servir como argumento para una novela de Mario Puzo rehabilitada de asesinatos. El patriarca de uno de los clanes más poderosos de Italia está más relacionado con la filantropía que con el crimen organizado -al menos que se sepa hasta el momento- y los valores de la marca que hizo mundialmente famosa son lo opuesto a la vileza. United Colors Of Benetton brilló en los años 80 y 90 y su padre ha renunciado a su jubilación para intentar que vuelva a recuperar su esplendor. El fichaje de Jean-Charles de Castelbajac como director artístico y la reconciliación con el fotógrafo Oliviero Toscani han sido sus movimientos más notables.

Pero para entender el empeño del empresario en resucitar a la marca hay que conocer su trayectoria. Los inicios, como los de toda buena biografía épica, fueron duros. Luciano, el mayor de una saga de cinco hermanos, tuvo que ponerse al cargo de su familia tras la muerte de su padre cuando aún era un niño. A los 14 años comenzó a trabajar en una tienda textil. De esa experiencia laboral surgieron muchas ideas y junto a su hermana Giuliana, que tejía en casa, dieron forma al germen de su imperio. El acierto fue elaborar prendas de colores, que por aquel entonces no abundaban: su primera pieza fue un jersey de color amarillo intenso, una revolución en una posguerra oscura. Él tenía 20 años.

Después de mucho tricotar y visitar a comerciantes con las prendas bajo el brazo, en 1965 fundó con sus hermanos Giuliana, Gilberto y Carlo la empresa Fratelli Benetton. A partir de ahí su expansión fue veloz como un rayo: en 1969 abrieron su primera tienda en París y a finales de los años 80 tenía miles de tiendas en el mundo y cotizaba en Wall Street, Tokio y Frankfurt. La marca era una máquina de hacer billetes gracias a la fórmula de calidad a precios medios y campañas de publicidad cargadas de polémica. Sus jerseys, los cordones para el pelo de Don Algodón y los relojes de pulsera de Swatch conformaban el conjunto juvenil estrella -y pijito- de la época.

Su gloria no vino dada solo por la ropa, por supuesto. El combo Benetton- Oliviero Toscani fue uno de los más exitosos de la historia de publicidad reciente. Las campañas en defensa de la lucha contra el SIDA, el racismo o la homofobia son elementos muy importantes de la cultura popular del siglo XX. “¿Por qué querrías ver ropa en un anuncio? Si quieres ver la ropa, puedes verla en nuestras tiendas. En una cartelera, puedo mostrarte cómo piensa la empresa, qué cree, qué representa. La publicidad es primitiva y poderosa, es más que arte”, declaró el fotógrafo en una entrevista reciente en Vogue UK para explicar por qué en sus anuncios salía el beso de un cura y una monja o un bebé recién nacido con el cordón umbilical aún sin cortar.

Mientras la marca crecía sin frenos, la familia comenzó a diversificar sus campos de operación con la creación del holding financiero Edizione S.L. Así, mientras Luciano se dedicaba a labores como la de senador del Partido Republicano por ejemplo, los Benetton se hicieron propietarios de la empresa de restaurantes de carretera Autogrill y la red de Autopistas Autostrade (ahora Atlantia y responsable de la vía que atraviesa el puente Morandi de Génova que se derrumbó el pasado mes de agosto). También son dueños de hectáreas y hectáreas de tierra en Argentina (de donde sale la materia prima de sus productos y un enorme conflicto con los indígenas de la Patagonia) y de un 30% de las acciones de Cellnex, una compañía de servicios e infraestructuras de telecomunicaciones inalámbricas. Entre otras cosas.

 Más dura será la caída

Esto explica que hayan sido capaces de hacer frente a las pérdidas que Benetton ha ido acumulando a lo largo de los últimos años. La empresa cerró el año fiscal de 2017 con números rojos de 180 millones de euros, el doble que en 2016. Edizione declaró que haría una ampliación del capital de 100 millones de euros.

El declive comenzó a principios de los 2000. Ese mismo año, Toscani dejó de ser el cómplice de Benetton después de una campaña sobre la pena capital en la que fotografió a prisioneros en el corredor de la muerte. Las familias de las víctimas alentaron un boicot a la firma y las ventas se desplomaron rápidamente. Supuestamente eso motivó el despido del fotógrafo, aunque él siempre lo ha negado. “Me fui porque Tina Brown me pidió que trabajara con ella en la revista Talk, pero la prensa quería otra razón porque nadie se podía creer que quisiera dejar a Benetton en el apogeo de mi carrera. No me arrepiento de esas fotos, fueron fantásticas”.

En 2012 Alessandro, hijo de Luciano, se puso a cargo de la empresa, pero sólo tardó cuatro años en recapitular. Pocos meses después de su dimisión, su padre volvió a la carga para intentar que el fruto de todos sus esfuerzos no se fuese al traste. Cogió el teléfono para llamar a Toscani y nombró a al diseñador Jean-Charles de Castelbajac director artístico (casualmente, su nombre ha comenzado a sonar a nivel masivo no solo por su fichaje sino también por a la temática de la próxima gala del MET: el camp, su terreno).

Sin embargo, puede que estos movimientos no ayuden demasiado a la recuperación de la marca. Según Fernando Aguileta de la Garza, director del posgrado en comunicación integral de moda en BAU y especialista en branding, “la vuelta de Luciano + Oliviero es querer hacer apología de la nostalgia: todo tiempo pasado fue mejor y nosotros supimos cómo hacerlo. La edad no tiene nada que ver, es la actitud y el entendimiento. La moda ha cambiado mucho y la gente se comunica y valora los objetos que compra de forma diferente. Si vas de políticamente incorrecto en 2018, dudo mucho que sea muy coherente vender jerseys de cuello redondo lisos de cachemir o mohair”.

De hecho, la fórmula de utilizar valores o reivindicaciones sociales como gancho publicitario les está explotando en la cara a muchas grandes empresas. Le ocurrió a Pepsi en 2017 con su spot Live For Now Moments Anthem, en el que Kendall Jenner se unía a una manifestación después de abrir una lata del refresco y al propio Toscani el pasado junio por la fotografía de unos inmigrantes rescatados por el barco Aquarius con chalecos salvavidas marca United Colors of Benetton.

“Aunque la experiencia siempre está muy bien, la frescura no creo que se encuentre en una valla publicitaria. Tienen que redefinir qué significa o qué propone Benetton hoy y no lo que fueron a golpe de aferrarse a no evolucionar”, sentencia Aguileta de la Garza. En Treviso se está decidiendo ahora su futuro: si aciertan o no, está por ver.

 

Leer Más
Diferenciación

Joyería sostenible ¿es posible?

joyeria sostenible

Sin duda el sector de la moda lleva años intentando adaptarse al nuevo consumidor. Un cliente mas exigente con lo que “hay detrás” de cada prenda: sostenibilidad, mercado justo, condiciones laborales, reciclaje, recursos naturales, cuestiones éticas… Lo mismo ocurre con el sector de la joyería. Aunque menos conocido, la joyería sí puede adaptarse y generar un mercado más sostenible y justo. Se trata sin duda de una excelente oportunidad  para los departamentos de comunicación saber colocar el mensaje y dar a conocer lo que ya se está haciendo tal y como publica la revista ELLE.

 

¿Puede la joyería contribuir a generar un lujo más sostenible?

La moda sostenible sigue ganando fuerza, desde los productos veganos de Stella McCartney, hasta la colección consciente de H&M o el crecimiento exponencial del hashtag #whomademyclothes creado por Fashion Revolution.

Sin embargo, hay un gran desconocimiento sobre qué es la joyería sostenible y lo que esto implica. Es importante destacar que las problemáticas en la joyería son tan relevantes como las de la moda y están teniendo un gran impacto tanto medioambiental como social.

La joyería se enfrenta a grandes desafíos que incluyen la lucha por generar trabajos justos y la enorme huella de carbono que la fabricación de joyas puede producir. En un momento en que la “comida limpia” y la moda sostenible están en boca de todos, vale la pena también pensar de dónde vienen las joyas.

El primer desafío con el cual esta industria se enfrenta es el de la materia prima. La joyería fina está producida con al menos un producto, un metal precioso, que fue sustraído del suelo. También es probable que se produzca con piedras preciosas o diamantes preciosos, que también fueron sustraídos del suelo. Esto no implica que la joyería no pueda ser sostenible, pero sí que requiera más esfuerzo del que uno podría suponer.

La transparencia en la cadena de producción es uno de los puntos más básicos de la producción ética y es sin dudas uno de los más difíciles de lograr. ¿Te estás preguntando el porqué de la cuestión? La mayoría de los metales y minerales provienen de las regiones más pobres del planeta y pasan por múltiples manos en su camino hacia el mercado. Este proceso sucede en su mayoría sin rastreabilidad.

¿Podría ser que dejar de utilizar materiales extraídos para hacer joyas ser una solución? En la Conferencia de Joyería Responsable de Chicago de 2017 se señaló que la minería artesanal alimenta a millones de familias que podrían no comer de otra manera. En el 2017 el Banco Mundial estimó que al menos 100 millones de personas, trabajadores y familias, en todo el mundo participan en la minería artesanal, los tipos de minas que a menudo producen metales preciosos y piedras preciosas. Por lo tanto, el objetivo es ayudarlos a explotar las minas de manera segura, y asegurarse de que los ingresos de la minería permanezcan con ellos, sus familias y comunidades.

Pero el desafío de poder seguir y rastrear la procedencia de los materiales permanece. IBM ha introducido la tecnología blockchain para verificar la cadena de suministro de joyas, y DeBeersestá utilizando blockchain para rastrear el suministro de diamantes. Ambos desarrollos sumamente positivos, pero todavía en estadios tempranos. Hoover and Strong, proveedor de metales preciosos y gemas, se ha centrado en la introducción de oro y plata Fairmined, que ofrece tanto trazabilidad como impacto social positivo.

Para los consumidores que están en contra del impacto ambiental que genera la minería, el reciclaje del oro y las gemas pueden ser una opción más viable, aunque según nos explicó la gemóloga Soledad Lowe, esta es una práctica que se realizó en la joyería fina desde sus inicios, solo que ahora es explotada marketineramente por la imagen positiva que la palabra “reciclado” hoy genera en las cabezas de los consumidores.

Otros desafíos que esta industria enfrenta van más allá de la minería. El corte de gemas, por ejemplo, produce un polvo microscópico que daña los pulmones y generalmente los trabajadores de las instalaciones de corte de gemas trabajan sin la ventilación o el equipo de seguridad adecuados. Actualmente hay docenas de esfuerzos en todo el mundo para crear educación sobre el corte de gemas y mejorar las instalaciones de corte de gemas. Los distribuidores de gemas se están centrando cada vez más en el impacto social, y organizaciones como Columbia Gem House están financiando activamente la educación sobre el corte de gemas en el campo y ofreciendo gemas de Fair Mined.

Chopard es un gran ejemplo de una marca de joyería fina y relojes que hace un gran trabajo por crear un lujo sostenible. La empresa suiza usa oro 100% ético en sus sofisticadas obras maestras, adornando a celebridades de todo el mundo y uniendo el oro Fairmined con diseños opulentos convirtiéndose en un pionero en el tema. Ellos lograron crear piezas increíbles que puedan ser llevadas sin culpa.

La ética ha estado en el centro de la filosofía de Chopard desde que fue adquirida por la familia Scheufele hace 55 años. The Journey to Sustainable Luxury se lanzó en 2013, comenzando con la colección Green Carpet de Chopard la cual contaba con una importante línea de productos creada exclusivamente con oro Fairmined para la alfombra del Festival de Cine de Cannes 2013. Hoy la empresa se centra en las primeras etapas de fabricación que abarcan desde el abastecimiento responsable hasta la trazabilidad de las materias primas para producir creaciones sostenibles y con una historia que contar.

Cuando vemos la palabra sostenible en la misma oración que joyería hay que ser curiosos y hacer preguntas. Para lograr una verdadera sostenibilidad en la producción de joyas se requiere un nivel de activismo y abastecimiento que la mayoría de los productores de joyas no pueden pagar. Es por eso que la mayoría de los joyeros preocupados con la sostenibilidad se refieren a sí mismos como joyeros éticos o responsables, pero raramente sostenibles, aunque intentan elevar sus prácticas buscando nuevas fuentes y nuevos métodos para mejorar las vidas de otros mientras protegen el planeta. No es un camino fácil, pero cada vez más compañías de joyería están haciendo el trabajo de crear joyas éticas y responsables. Y mientras los consumidores sigan pidiéndolo, las opciones de joyería responsable seguirán creciendo.

Leer Más
Big IdeasDiferenciaciónEventosMarketingTendencias

ICM Sports & Entertainment Communication 2018

PROGRAMA_ICM 2018 cabecera blog

Más de 100 millones de espectadores estuvieron al frente de su televisor en la pasada Superbowl. Cada año, los datos de audiencia del ya considerado “evento deportivo mundial del año”, son comentados, discutidos y celebrados. Una combinación de deporte y espectáculo que se espera con ansia año tras año y simboliza el exitoso tándem entre deporte y espectáculo.

Leer Más
DiferenciaciónEngagementLifeStyleTendencias

Comunicación de marcas de lujo en la era digital

724940-500×218

Digital no significa masivo y barato, y no solo es útil para el mainstream. Tras años de retraso frente a las marcas de gran consumo, las marcas de lujo han asumido que digital es sinónimo de interacción con el consumidor y una plataforma inigualable para transmitir imagen y valores de la marca a todos los rincones del planeta, sea cual sea el coste del producto.

Leer Más
1 2 3
Page 1 of 3