close
DiferenciaciónEstrategiasMarketing

Stradivarius diversifica su oferta con perfumes

stradivarius

Las marcas de moda se reiventan con más facilidad que otras empresas. En este caso le toca a Stradivarius, que además de lanzar sus colecciones de ropa habituales, cuenta con un nuevo aliado: Perseida, la empresa dedicada a la perfumería. MODA ES explica el proceso de colaboración.

 

Stradivarius diversifica: se alía con Cristian Lay para lanzar perfumes

Aunque la cadena había ya contado con pequeñas colecciones de perfumes en el pasado, su alianza con Perseida, propiedad de la extremeña Cristian Lay, supone dar un paso adelante en esta categoría. 

Inditex sigue diversificando con sus cadenas más jóvenes. Stradivarius, que en los últimos años ha lanzado ya cápsulas de cosmética, papelería y accesorios para el hogar, entra ahora en perfumería de la mano del grupo industrial extremeño Cristian Lay. La cadena ha firmado un acuerdo con Perseida Belleza, la filial de la compañía dedicada a perfumería y cuidado personal, para lanzar una colección de perfumes,según ha explicado Jesús Mejías, director de desarrollo de negocio de la empresa, a Modaes.es.

La colección, compuesta por cinco referencias, está ya disponible en las tiendas de Stradivarius de 63 países, además de en su página web. El desarrollo de esta línea se ha extendido durante más de un año.

Stradivarius es una de las cadenas con las que Inditex más ha experimentado en los últimos años. En 2016, la empresa lanzó una colección de papelería y pequeña decoración, que llegó a contar con un espacio diferenciado en algunos flagships. Un año después, Stradivarius dio un salto adelante con su primera colección de moda masculina, si bien el proyecto se interrumpió apenas unos meses después.

¿Quién es Perseida, el nuevo socio de Stradivarius?

Fundada en 1994, Perseida está especializada en el desarrollo y la producción de cosmética, perfumería, higiene, cuidado personal y solares para terceros.  La fábrica de la empresa, de 16.400 metros cuadrados, se encuentra en la localidad pacense de Jerez de los Caballeros, desde donde produce 34 millones de unidades al año. Con una plantilla de cien personas, Perseida factura en torno a 21 millones de euros. El grupo opera también con dos marcas propias GG Paris, dirigida al canal belleza, y Mimitos y Flower of Zen, para el canal farmacia.

Perseida forma parte de CL Grupo Industrial, impulsado por la familia Leal en 1981 y que factura 500 millones de euros. La compañía opera con tres líneas de negocio: venta directa, industria y energía. En la primera división se encuentra la marca Cristian Lay, especializada en la producción de joyería y bisutería para el canal multimarca y la venta por catálogo.

En el área de industria se incluye Perseida, de perfumería; Iqoxe, el único productor de óxido de etileno en España; Ondupack, especializada en embalajes de cartón ondulado; Plastiverd, de Pet, polímeros y reciclaje, y la química Iqoxe Emulsiones Poliméricas. Por último, CL Grupo Industrial incluye también Alter Enersum, de energía fotovoltaica; Gas Extremadura y Global Energy Services, especializada en energía eólica y solar.

Leer Más
EngagementRedes sociales

Instagram elimina la actividad falsa

Cambios en instagram

Mucho se ha hablado de la “burbuja” de los influencers. ¿Son realmente útiles para una marca? ¿Inflan sus seguidores? En un espacio en el que hay millones de perfiles en Instagram casi idénticas, la diferenciación de las marcas se hace cad vez más complicado. Esto, sumado al hecho de que los usuarios son conocedores de los precios y patrocinios, implica una pérdida de credibilidad que influye también en la política de Instagram. Se avecinan cambios como explica ABC.

 

El «postureo» y las grandes cifras en Instagram tienen los días contados: y las marcas lo saben

Instagram, propiedad de Facebook, anunció la semana pasada un cambio: ha empezado a eliminar los «Me Gusta», seguidores y comentarios falsos de los perfiles que utilizan aplicaciones de terceros para incrementar su popularidad. La «actividad no auténtica», dijo la compañía, es mala para la comunidad, así como las «apps» que «hacen crecer de forma artificial la audiencia». En definitiva, «inflar» las cifras de seguidores o comentarios parecen tener los días contados.

«Hasta que no se implemente, no sabemos si será una medida efectiva o es sólo una estrategia por parte de Facebook para limpiar su imagen, ya que hay muchas críticas sobre la compra de seguidores falsos», apunta Ismael El-Qudsi, director general de la una agencia de marketing digital Internet Republica. Toca esperar aún y comprobar si realmente la compañía es capaz de detectar la totalidad de interacciones falsas. Facebook lleva un año luchando contra las «fake news» y el propio Mark Zuckerberg ha reconocido que se trata de campañas de desinformación constantes, que evolucionan con el tiempo y son casi imposible de erradicar.

«Hasta que no se implemente, no sabemos si será una medida efectiva o es sólo una estrategia por parte de Facebook para limpiar su imagen, ya que hay muchas críticas sobre la compra de seguidores falsos»

Pero Instagram ha puesto, al menos, las cartas sobre la mesa. «Si se lleva a cabo tal y como pretende la plataforma, creo que será una medida efectiva porque se trata de hacer de las redes sociales un espacio más transparente y veraz», apunta Ainhoa Muguerza, PR & Communications Manager Divimove, empresa de creación de estrategias de vídeo online e influencer marketing. De hecho, Divimove gestiona la carrera de más de 900 «influencers» y estos se verán, sin duda, afectados por la nueva medida.

«Estamos acostumbrados a las grandes cifras y al ‘postureo’pero esta tendencia dista mucho de la realidad», asegura Muguerza, que apoya la medida de Instagram «por cambiar un contexto en el que la popularidad se mide a golpe de ‘follow’». Para la experta, «la compra de seguidores desvirtúa la verdadera popularidad de los ‘influencers’ que apuestan por esta medida. Cuando un ‘influencer’ colabora con una marca, lo más importante es que se cumplan los objetivos del anunciante en términos de imagen o venta. Si la mitad de los seguidores son falsos será muy complicado alcanzarlos y muy probablemente la marca deje de colaborar con él», asegura.

Un nuevo marco más real

Según el « Estudio sobre Marketing de Influencers en España, 2018», elaborado por BrandManic, el 56,5% de las marcas españolas encarga sus campañas con «influencers» a agencias especializadas con el objetivo principal de captar de nuevas audiencias. Se trata de una acción publicitaria por la que, a cambio, se paga a los «influencers». Y esta es la clave por la que la publicidad encubierta ha inundado la red social a pesar de que la Ley General de la Publicidad es muy clara y prohibe la publicidad engañosa. Los «influencers» tienen que advertir siempre en sus publicaciones el término de «#Ad», «Ad» o «Patrocinados», como también indica Instagram en sus políticas de uso.

Ahora, los «influencers» se enfrenta a un nuevo problema: la estrategia de comprar seguidores para falsear sus cifras ya no vale. «Afectará a todos, y lo normal por el volumen de seguidores, es que los más grandes sean los más afectados y los que notarán un mayor descenso en su número de seguidores», señala Ismael El-Qudsi. «Hay que hacer hincapié en que los microinfluencers (cualquiera de nosotros que tenga menos de 10.000 seguidores) realmente no tienen seguidores, sino amigos, y estos suelen ser reales», puntualiza.

Para Muguerza, la nueva medida de Instagram «debería tener un efecto positivo porque su trabajo depende de cifras reales, no de humo», al mismo tiempo que también tendrá repercusiones para las marcas en el sentido de que «ayudará a elegir mejor a los ‘influencers’ que sean populares de verdad y no a los que acumulen ‘bots’ o falsos seguidores. Esto ahorrará tiempo, dinero y quebraderos de cabeza cuando una campaña no sale como se esperaba».

«Las marcas -opina el funador de Internet Republica- ya se están dando cuenta de que no necesariamente influencia más alguien con más seguidores, sobre todo si esos seguidores son falsos, así que llevan un tiempo usando otras métricas como el ‘engagement‘ o las reacciones que provoca un ‘influencer’». El experto recuerda que este sector es aún «muy inmaduro» y la muestra es que las firmas «sólo se guiaban por el número» de seguidores de los «influencers». «Según se vaya profesionalizando, las marcas verán que no siempre tener más audiencia significa tener más influencia», concluye.

Leer Más
1 2 3 8
Page 1 of 8