close

#olor

EngagementEstrategiasRetail Marketing

El olor de Zara

neuromarketing zara

Es poderoso. La ciencia lo avala. El olor que desprende un local puede ayudar a aumentar las ventas. El neuromarketing está de moda desde hace tiempo pero algunas marcas como Zara han sabido explotarlo especialmente bien. En este artículo repasábamos las claves del neuromarketing, una materia que forma parte de nuestros máster de comunicación. En este post, ELPAIS analiza la empresa en la que el gigante Inditex ha puesto sus ojos para diseñar su olor.

La empresa que engancha a los clientes de Zara por el olor

El crecimiento de la firma de ‘marketing’ sensorial Trison está ligado al gigante Inditex, que aporta la mitad de su negocio. Ha comprado dos empresas desde 2018

No hay tienda, banco o restaurante que se precie que no intente enganchar a sus clientes a través de los sentidos. Bien lo sabe Trison, que en sus 20 años de vida se ha convertido en uno de los proveedores líderes europeos en integración audiovisual, acústica y olfativa para grandes empresas comerciales, de automoción, hoteleras… Un sector que, cuando Carlos Saavedra (Cesuras, A Coruña, 1952) fundó la compañía en la localidad gallega de Sada, estaba prácticamente en pañales. Hoy las corporaciones españolas que han digitalizado sus instalaciones, han incrementado sus ventas un 39%, según la escuela de negocios IEBS, ya que parece que los consumidores se rinden ante las emociones que este tipo de mensajes tienen sobre los sentidos.


Trison comenzó como una empresa de instalaciones acústicas, dando servicio a eventos, conciertos o auditorios, hasta que su fundador vio la oportunidad de ampliar el negocio en el mundo del comercio minorista. Percibió cómo las tiendas necesitaban no solo mejorar su música ambiental sino avanzar hacia la digitalización total: desde la colocación de grandes pantallas donde asomar al exterior sus productos a altavoces que emiten música creada ex profeso para ellas o la aromatización de sus espacios para que esas esencias terminen reconociéndose como parte intrínseca de cada marca.

Fue entonces cuando Trison empezó su aventura como una empresa “multisensorial”. Y lo hizo por la puerta grande, con la incorporación de Inditex a su incipiente cartera de clientes, lo que le ha permitido experimentar un importante crecimiento. El grupo de moda gallego brilla con luz propia en Trison, ya que genera el 50% de su facturación y lo reconoce como su principal proveedor tecnológico, indica Alberto Cáceres, consejero delegado de la firma de Sada.

Al margen de Inditex, Cáceres incide en la importancia de sus clientes, independientemente de la inversión que requieran. “Hacemos obras que van desde 10.000 hasta un millón de euros y todas son igual de valiosas”. Los comercios copan la mitad de sus proyectos, con clientes como la cadena de perfumerías Sephora, la joyería Tous o C&A, además de las enseñas de la multinacional gallega como Zara, Pull & Bear o Massimo Dutti. Marcas a las que se unen otras como los hoteles Accor o Premier Inn, franquicias como Starbucks, bancos como BNP, y Audi o Porsche del sector del automóvil, entre otros.

Un centenar de países

Desde 1999 hasta ahora, la empresa ha crecido en progresión geométrica, lo que la ha convertido, según Cáceres, en el líder europeo de su sector. “Somos los únicos que hacemos tanto contenido como conceptualización en más de 100 países. Y lo hacemos igual en Tailandia que en España. En Europa somos el operador más completo”.

Sin aportar cifras de facturación del primer semestre de 2019 y sin previsiones para 2020, el pasado año su caja rondó los 60 millones de euros, con un beneficio de 1,67 millones antes de impuestos. El grueso llega de la parte audiovisual, con un 79% del total; seguido del sonido, con un 15% y un 6% de la aromatización.

De los cuatro empleados que tenía la plantilla en sus comienzos ha pasado a 250 trabajadores directos y más de 2.000 indirectos, sobre todo instaladores que se reparten por todo el mundo. Acumula más de 14.000 proyectos y tiene 12 delegaciones entre España (con sedes en Madrid, Barcelona y Sada), Reino Unido, Rusia, Turquía, China, Taiwán, Japón, Corea del Sur, Estados Unidos y México.

Pese a su amplia cobertura geográfica, Europa sigue siendo su principal foco, “aunque tengamos proyectos en todo el mundo”, comenta el consejero delegado. Proyectos que se realizan con materiales que llegan desde China, Taiwán y Corea (especialmente las pantallas y las piezas electrónicas), aunque también tiene una pequeña parte de la producción en España. “Entre un 40% y un 50% de las cajas de madera para los altavoces, sobre todo los que personalizamos para nuestros clientes, llegan desde Cedeira (A Coruña), de manos de carpinteros de la zona”, indica Cáceres.

A partir de 2017 la empresa tomó un nuevo rumbo con un cambio en el accionariado. La firma de capital riesgo Portobello se hizo con el 70% de las acciones, mientras que el resto sigue en manos del fundador, según fuentes de la empresa. “Su entrada supuso un empuje en la internacionalización de la compañía”, apostilla Cáceres.

Fue entonces cuando el directivo desembarcó en Trison con varios objetivos, entre ellos potenciar la diversificación y convertirla en una empresa global. De hecho, el 77% de sus proyectos actuales están fuera de España. Destacan la tienda de Zara en la galería milanesa de Vittorio Emanuele, la de New Balance en Shanghái o la instalación de la pantalla táctil curva más grande del mundo en el metro de Riad (Arabia Saudí), con 37 metros de largo y 1,2 de alto.

Adquisiciones

En estos dos últimos años Trison también ha sacado la chequera. En 2018 se hizo con la francesa TMM Comunication, especializada en señalización digital y soluciones audiovisuales, con más de 25 años de experiencia. Con una facturación de 10 millones de euros y 55 empleados, ha incorporado clientes como Mercedes Benz, Carrefour, Danone o el grupo bancario BNP.
En 2019 le ha tocado el turno a Beaver Group, una compañía digital británica, con más de 20 años de historia. Su facturación se acerca a los cuatro millones y su plantilla es de 40 personas. Entre sus clientes destaca Starbucks.

Ambas empresas han venido a respaldar su negocio y a reforzar su liderazgo. “Nos guio sobre todo su carácter estratégico. Por un lado, son agencias digitales con un área de creación de contenido muy importante y, por otro, están implantadas en mercados muy potentes como Francia y el Reino Unido, que forman el trío ganador junto con Alemania”, asegura Cáceres.

Con estas adquisiciones, Trison ve cómo su cartera de clientes se amplía con compañías con un gran potencial económico y de amplia implantación y “al mismo tiempo ellas se benefician del bagaje que les ofrecemos. A partir de ahora, serán capaces de dar un servicio más global y aumentar su capacidad operativa”, agrega.

Parece que por ahora han echado el freno para nuevas compras. “No está entre nuestros planes adquirir otras empresas, aunque si surge una nueva oportunidad que sea interesante, estamos abiertos. Nuestras inversiones tienen como fin completar la cadena de valor”, concluye el consejero delegado.

Leer Más
Brand experience

El olor de las marcas

marketing olfativo

¿A qué huele tu marca favorita de zapatillas? ¿y la de tu tienda de ropa predilecta?

¿Te lo has preguntado? Desde el año 2005 la tendencia del marketing olfativo está en alza y no es una simple moda. Los datos lo demuestran: el olfato es el sentido que mayor impacto tiene sobre los recuerdos. Todo lo que olemos se recuerda un 35% más que todo aquello que vemos o tocamos y este recuerdo olfativo es para siempre.

A través de un olor, el marketing olfativo trata de generar una emoción positiva en el consumidor y fidelizarle pero ¿cómo ocurre esto? El sentido del olfato se encuentra en el denominado cerebro reptiliano, que es la parte de nuestro cerebro más básica y primaria. Cuando olemos, el olor pasa directamente al sistema límbico y no al córtex cerebral que es nuestra parte racional y lógica y donde se encuentra el lenguaje. Por eso a veces nos resulta tan difícil describir un olor.

El ser humano tiene más de 1100 registros olfativos distintos y cada uno de ellos está íntimamente relacionado con la memoria y los recuerdos. Este olor “me recuerda a….”, “huele igual que…”, “este olor se parece a cuando estuve en…”, El Marketing olfativo ha demostrado que los olores agradables ayudan a vender más.

Algunos ejemplos de marketing olfativo

La marca Donkin Donuts estudió en 2014 el comportamiento de los viajeros de un autobús en Corea. Cada vez que en la radio del bus sonaba la melodía de la marca, unos dosificadores expulsaban olor artificial de café recién hecho. Cuando los viajeros bajaban del autobús, lo primero que veían era una marquesina de la marca y una tienda. El tráfico de la tienda aumentó un 16% y las ventas de café un 26%.

Algunas cadenas de comida rápida utilizan la llamada fragancia RTX9338PIS, llamada “olor a hamburguesa con panceta recién hecha” para fomentar el apetito y en ciudades como Helsinki algunos pubs y bares aplican fragancia de licores tradicionales captando un 8% más de clientes que los establecimientos que sólo usan publicidad visual.

Expertos en Marketing olfativo 

Pero cuidado, no se trata de utilizar un olor porque sí ya que se puede generar el efecto contrario: el exceso de un aroma injustificado provoca rechazo y fatiga olfativa. Por eso hay agencias y expertos de comunicación olfativas especializadas en crear aromas personalizados como Isidro Sanchez Crespo, CEO de The Sensory Lab y profesor en la EIC.

En palabras de la experta Cristina Sala “si haces marketing olfativo hazlo de calidad o no hagas nada”.  Y por calidad se refiere a un aroma exclusivo que diferencie la marca del resto. Algunos hoteles, automovilísticas (Ford y su olor a “coche nuevo”) o incluso marcas de ropa como Nike lo hacen desde hace años acudiendo a gurús internacionales como Sissel Tolaas.  

¿Por qué optar por el Marketing olfativo? 

La pregunta esencial es qué quieres transmitir con el olor. Cada aroma despierta un recuerdo, una sensación y emoción concreta. Por ejemplo, el olor a lavanda produce sensación de tranquilidad, los olores cítricos, especialmente el limón o el olor a pino, están relacionados con la limpieza, el olor a vainilla está considerado uno de los más agradables para el cerebro humano y olores como el café recién hecho, el pan sacado del horno, el olor a muffin de chocolate despiertan el hambre y aumentan las ventas.

Es una de las estrategias de Brand Experience más interesantes. ¿A qué quieres que huela tu marca?

Leer Más

Warning: Cannot assign an empty string to a string offset in /home/eicomuni/public_html/brandandlife.es/wp-includes/class.wp-scripts.php on line 445