close

LifeStyle

EstrategiasLifeStyleTendencias

La cosmética española sigue al alza

cosméticos indices venta españa

La publicación CincoDías se hace eco de los excelentes datos que vive el sector de la cosmética en nuestro país. Las exportaciones no dejan de crecer, la seguridad ofrecida por el marca de la Unión Europea y la calidad de los productos favorecen que el ámbito de la belleza española siga su conquista internacional.

La cosmética española bate récords

Las exportaciones del sector aumentaron un 8,8% en el primer semestre del año

La cosmética española bate récords

La exportación de productos de perfumería y cosmética española atraviesa un momento excelente. Prueba de ello es que este mercado experimentó un crecimiento récord del 10% en 2018, lo que situó el valor de las exportaciones españolas de cosmética general en 4.260 millones de euros. Una buena tendencia que va camino de repetirse, pues según las cifras de la Asociacion Nacional de Perfumería y Cosmética (Stanpa), estas transacciones crecieron un 8,8% durante el primer semestre de 2019 respecto al periodo homólogo del año anterior, lo que se traduce en 2.257 millones de euros.

La directora internacional de Stanpa, Susana Arranz, achaca este éxito internacional a la equilibrada combinación que caracteriza a la cosmética española. “Nuestros productos tienen la misma fiabilidad que los alemanes, un diseño al nivel de las marcas italianas y una relación calidad precio mucho más competitiva que la de los franceses”, reivindica. Tanto es así que es una de las industrias que más se ha desarrollado en el extranjero en el último año. En concreto, los artículos de las categorías de perfumería, cuidado personal y protección de la piel han sido las más exportadas en 2019, registrando crecimientos del 10%, 6% y 12%, respectivamente.

Unos datos que sitúan a España en el top 10 mundial de los países exportadores de productos dedicados al cuidado y la higiene personal. En concreto, ocupa la novena posición de un listado que encabeza Francia con 19.500 millones de euros, seguido de China con 11.650 millones y Estados Unidos con 11.270 millones. En este informe, el valor de los productos españoles exportados, que ronda los 4.150 millones, es ligeramente inferior que la cifra que proporciona Stanpa, pues la base de datos de la ONU (COMTRADE) no incluye las partidas arancelarias relativas a accesorios de belleza como pinzas, brochas o cepillos en este apartado, como sí hace la asociación de perfumería.

Los altos estándares de calidad y seguridad que ofrecen los países de la Unión Europea hacen que sea este el mercado preferido por los compradores de cosmética, según Arranz. Y en concreto, en los últimos cinco años, España ha liderado el ritmo de crecimiento del sector en la región, con una subida del 51% en el valor de las exportaciones, frente al 44% de Italia, el 32% de Francia, el 19% de Alemania o el 8% que acumula Reino Unido.

Las marcas que se engloban bajo el paraguas Beauty from Spain están presentes en más de 150 países, aunque se exportan mayoritariamente a la Unión Europea, donde tienen lugar el 56% de las transacciones. Destaca especialmente Francia, que ha vuelto a la primera posición y es el destino del 30% de los productos españoles que se comercializan en la UE. El 44% restante se reparte entre Norte América, Latinoamérica, Asia Pacífico y Oriente Medio.

Por su parte, y aunque Estados Unidos sigue siendo el primer mercado extracomunitario de la fabricación española en 2019, es China quien funciona como el verdadero motor de crecimiento para la industria. Las exportaciones aumentaron un 136% en 2018, una cifra que va camino de mejorarse este año, pues solo en el primer semestre, las ventas han ascendido un 96% respecto al mismo periodo del curso pasado.

En términos generales, el sector lleva registrando una balanza comercial positiva desde el año 2006, con una cobertura del 139% y un saldo comercial que ronda los de 1.200 millones de euros, lo que lo sitúa por encima de sectores tan emblemáticos como el del vino, calzado o aceite de oliva. Unos buenos resultados que, para la directora internacional de Stanpa, beben de que el 3% de los beneficios de las compañías se destinan a la innovación y alrededor del 20% de los empleados del sector tiene un perfil científico. Arranz también celebra la diversidad de una industria en la que el 86% de las empresas son pymes que cada vez se animan más a salir al exterior. “El sector está tan diversificado que las épocas de incertidumbre no influyen prácticamente”, justifica.

Leer Más
LifeStyleMarketingTendencias

Made in China: el nuevo lujo

china luxury brand

Era cuestión de tiempo. Después de que medio mundo contara con China para la fabricación de todo tipo de productos, ha llegado el momento de que el país asiático de un paso al frente y se haga un hueco con su propio mercado. Sí, el lujo chino está empujando. ¿Ganará la partida a las marcas europeas? En GQ analizan esta nueva tendencia.

Sí, pronto vamos a lucir firmas de lujo chinas

El pasado 1 de julio, la mítica Place Vendôme de París recibió a un nuevo vecino: Qeelin. Una marca joyera china (perteneciente al grupo francés del lujo Kering) codeándose con Cartier, Chaumet, Boucheron y lo más granado de la alta joyería mundial. ¿Ya han llegado? ¿Están entre nosotros? ¿Terminaremos luciendo firmas de alta gama chinas en Europa, la cuna del lujo?

Sí, pronto vamos a lucir firmas de lujo chinas

El “hecho en China” ya no tiene tan mala prensa como antes, algo que se demuestra en el gran número de marcas de alta gama que han desembarcado en Europa o llegado a acuerdos con nombres reconocidos internacionalmente.

No es sólo que existan marcas de lujo nativas de China capaces de competir con Gucci o Cartier, sino que la población (por no hablar de sus principales celebridades) empiezan a lucirlas con orgullo.

Nadie duda de que así será. “Veremos a marcas de lujo chinas compitiendo con las europeas de siempre”, dice Marie Pierre Schickel, exdirectora del Máster en Diseño y Marketing de Artículos de Lujo de la escuela de diseño milanesa Domus AcademyQuizá no lo veremos inmediatamente y a gran escala, pero llegará.

Sí, el gigante asiático ha sido sinónimo de factura barata durante años. Pero allí tienen grandes conocimientos técnicos en términos de artesanía. Y saben cómo producir lujo. La italiana Prada reconoció en 2011 que fabricaba en China, y otras homólogas (que no lo han reconocido), como Armani y Dolce & Gabbana, también. Muchas más añaden el made in Italy o el made in France a sus prendas aunque sólo hayan cosido un botón en su país de origen. El resto, chino.

“China acabará creando marcas de lujo propias con distribución local en Occidente”, afirma el estudio ‘El sector textil en 2018’, elaborado por la EAE Business School. Lo cierto es que el “hecho en China” ya no tiene tan mala prensa, como demuestran algunos de los nombres que han llegado a Europa. En la semana de la moda masculina de Milán ha desfilado la propuesta deportiva de lujo de la china Septwolves. Otro nombre que suena fuerte es Xander Zhou, habitual de la London Fashion Week y a la cabeza de una ola de jóvenes diseñadores chinos que están creando una nueva estética para el hombre. De hecho, muchos de ellos se han entrenado en Europa, como Rico Manchit Au, al frente del minimalismo oriental de la firma Ricostru.

Por supuesto que China tiene sus propias marcas de lujo. Aunque es cierto que algunas han fallado en su acercamiento a Europa, como Shanghai Tang, que hasta hace unos diez años era la única que había traspasado la frontera entre Oriente y Occidente. Llegó a radicar una tienda propia en Madrid (la única en España), pero cerró en 2012 porque sus propietarios no registraron la facturación deseada. En general, Shanghai Tang no sedujo a los occidentales, igual que la firma de sastrería Bosideng, que clausuró su tienda en Londres. Pero eran otros tiempos.

En China ya consumen sus propias marcas de lujo, si bien las empresas que las crean no suelen actuar solas. Las más grandes tienen una conexión europea. Qeelin pertenece a Kering; la textil China Garments se asoció con diseñadores italianos para lanzar la marca Sorgere (de ropa de calidad para hombres); y así muchas otras. El estilo de vida occidental sigue siendo el más imitado por los consumidores chinos.

La London Fashion Week de 2012 acogió, en la embajada china de Londres, la presentación de “Exception de Mixmind”, obra de uno de los diseñadores favoritos de la primera dama.

Pero las mujeres orientales ya no solo desean calzarse con Manolo Blahnik y Jimmy Choo. Para muchas adineradas también cuentan las firmas de zapatos Mary Ching, que fundó en Shanghái en 2009 la diseñadora chino-británica Alison Yeung, con precios que rondan los 300 euros el par; y Stella Luna (entre 250 y 600 euros), con sede en Taiwán.

Una vez que China se ha convertido en el segundo mercado mundial de artículos de lujo, por detrás de Estados Unidos (los compradores chinos representan el 32% del consumo de lujo, según la consultora Bain & Co.), y que una parte de su población pasea un bolso de Louis Vuitton (falso o no) bajo el brazo, lo que los consumidores de las clases altas buscan es el reconocimiento de su estatus social y diferenciarse del resto. Con las nuevas y minoritarias marcas nacionales, sin duda pueden conseguirlo.

La primera dama china [Peng Liyuan] viste con orgullo creaciones nacionales. Los chinos las aprecian. Es una cuestión de background cultural y de conexión emocional con las características del made in. Una vez que superen las asociaciones negativas del made in (el llamado efecto del país de origen) y entiendan lo que implica elbranding, creo que veremos muchas más marcas locales exitosas”, señala Marie Pierre Schickel.

Una de las firmas preferidas de Peng Liyuan es Exception, de Mixmind, según señala el periódico The Wall Street Journal. Su diseñadora, Ma Ke, fue invitada a exhibir una colección en las presentaciones de la alta costura de París de 2008 con su segunda marca, Wuyong. Entre los creadores con más proyección internacional también se halla Guo Pei, llamada “la Chanel china”, que lanzó su propia marca en 2007. También Schiatzu Chen ha participado en los desfiles de París durante cuatro años.

Algunas de las causas de este reciente interés de los chinos por sus propias marcas de lujo radican en la represión contra la corrupción, que ha impactado en las importaciones, y en su cacareada guerra comercial con EEUU. Además, según el medio especializado Jing Daily, hay una diferencia importante en el mercado chino premium que está madurando: los nuevos compradores son de ciudades más pequeñas (las llamadas de tercer nivel), y si bien con sus ingresos no pueden acceder a un bolso de Louis Vuitton, sí pueden comprar sus homólogos locales.

Además, existe una marcada diferencia de mentalidad entre la generación X y sus hijos, la generación Z emergente. Los jóvenes de entre 18 y 24 años no tienen ningún recuerdo de los restos del comunismo, solo ven prosperidad y crecimiento en China. No ven a Ma Ke o Guo Pei como un pobre sustituto de Gucci, sino como un digno rival.

Quizás el reto más difícil al que se van a enfrentar las marcas de lujo chinas para desembarcar en Europa es el de aunar en un solo producto el gusto occidental y el oriental. El primero es más discreto. El segundo sigue prefiriendo que el logo sea bien visible. En cualquier caso, el hasta hace poco impensable proceso de crear un lujo propiamente chino ya ha comenzado.

Leer Más
DiferenciaciónLifeStyleTendencias

El lujo: una nueva mirada

nuevo sector lujo

El sector del lujo sigue en alza pero también está mostrando nuevos comportamientos en los consumidores. Las marcas deben adaptarse al nuevo perfil. En este post, Nati Elias, analiza el nuevo panorama del lujo.

En los últimos años, el sector del lujo ha sufrido una importante transformación y el “consumo conspicuo” se está viendo motivado por otros factores: el individualismo y la mejora de uno mismo, la relevancia y las experiencias. El sector ha mutado en lo que se conoce como el nuevo lujo.

La transformación digital y la democratización de los bienes materiales están alterando los códigos culturales y las aspiraciones del consumidor. Si antes el valor del lujo se definía por su atemporalidad y exclusividad, la nueva élite millenial busca un lujo mucho más ecléctico y transgresor, un lujo que se adapta a ellos y realza su individualismo. El new luxury se define cada vez menos por lo que tenemos y más por lo que somos: “soy sostenible, responsable, ético, creativo…”, valores que consolidan su estatus a través de la construcción de un capital cultural – prefiriendo gastar en servicios, educación e inversiones de capital humano por encima de los bienes puramente materiales.

Juan Arteta, un experto conocedor del sector lujo, quien ha trabajado de primera mano con muchas reconocidas marcas, desde Dior hasta Calvin Klein nos cuenta algunos conceptos básicos sobre el sector.

El Lujo Clásico tiene diferentes características: 

  • Elitista
  • Exclusivo
  • Ostentoso
  • Signo de poder (estatus social y económico)
  • Reconocible

El Nuevo Lujo, posee características un poco diferentes:

  • Hedonista
  • De disfrute personal
  • Accesible
  • Democrático
  • Vinculado a las emociones y sensaciones

En el lujo el cliente suele ser prescriptor, se atreve y usa las últimas tendencias, mientras que los del consumo son fieles a sus estilos y tiendas.

En cuanto al producto en el  lujo, éste representa una propuesta en el mercado, mientras que en el de consumo es una respuesta a una necesidad o a una petición.

Mantener una imagen de marca impecable es fundamental en el sector lujo. Es también importante el ADN de la marca, ya que es el corazón y esencia de la misma, es lo que al final de todo va a perdurar en el tiempo, es lo que hará una marca única y especial.

En el caso de Dior, hay diferentes características en su ADN, como lo son: 

  • Provocación
  • Glamour
  • Femineidad absoluta
  • Revolución

Las marcas de lujo normalmente tienen códigos, que son los símbolos y signos que distinguen a las marcas, su misión es básicamente distinguir la marca entre el montón y garantizar que es genuina, normalmente esos códigos no son estáticos  y evolucionan, pero hacen que el ADN sea consistente en el tiempo, deben tener relación.

Por último, el valor de una experiencia única es también un factor clave para disfrutar del lujo. Que te inviten a la fiesta de un lanzamiento exclusivo de una marca reconocida, o tener la oportunidad de quedar con tu influencer favorito son el tipo de experiencias que buscan hoy en día las personas, la intangibilidad y el momento único en contraposición a lo material.

Sin duda el lujo se verá continuamente transformado por la actualidad, las redes sociales y los nuevos líderes de la cultura popular. Las marcas de lujo deben ser inteligentes y aprovechar esta nueva ramificación dentro del sector para rebrandearse y cimentar su mensaje corporativo, aludiendo al individuo y a la diversificación de experiencias.

Leer Más
EstrategiasLifeStyleTendencias

¿Cómo buscamos nuestros viajes?

buscar viajes en internet

Internet ha democratizado el acceso viajes más baratos. Comparar billetes, lugares, alojamiento… parecen todos ventajas pero según Think Google y Smart Travel, tener demasiadas opciones está sobrecargando al usuario. ¿Cómo comunicar mejor las ofertas y opciones de lifestyle? Aquí algunas reflexiones.

Google: tres formas en que los viajeros digitales están cambiando

Casi todas las industrias han sufrido un cambio radical debido a la revolución digital, y los viajes no son una excepción. Para los vendedores de viajes que buscan persuadir a los clientes para que reserven su próxima escapada, puede ser difícil saber cómo adaptarse a estos cambios.

Para obtener más información sobre esta transformación, Google ha realizado un análisis de los datos anonimizados y agregados del flujo de clics en todos los dispositivos, utilizando más de 300.000 términos de búsqueda relacionados con los viajes. El buscador ha destacado estos tres aspectos, analizando cuáles son las consecuencias para los profesionales de la venta de viajes:

La gente se siente abrumada por tantas opciones

Hace una o dos décadas, planear unas vacaciones era un asunto complejo. Para la mayoría de nosotros, se trataba de una visita a una agencia de viajes que nos presentaba un conjunto de opciones limitadas: un puñado de destinos, fechas restringidas de salida y regreso, y pocas oportunidades para adaptar el viaje a nuestros propios gustos. Ahora, gracias a Internet, literalmente tenemos el mundo al alcance de la mano.

Los compradores de viajes ya se enfrentan a mucho ruido. En lugar de añadir más ruido aún, deben ayudar a darle sentido estando presentes en el momento exacto con un producto o servicio relevante.

Más viajes están comenzando con la búsqueda

Cuando los viajeros están abrumados con opciones, el instinto de la mayoría es investigar un poco más. En 2018, el 31 por ciento de las búsquedas de alojamiento comenzaron en los motores de búsqueda, frente al 23 por ciento de 2017.

Viajar es una compra compleja, capaz de producir altos niveles de ansiedad. A diferencia de un par de zapatos, es difícil para los clientes devolver unas vacaciones de dos semanas. Por lo tanto, si bien es fácil caer en la tentación de una conversión rápida, las empresas deben concéntrese en ayudar a los clientes curiosos a explorar ideas e inspirarse.

Los viajeros están saltando entre dispositivos

No es de extrañar que, dado el creciente número de usuarios de teléfonos móviles, se observe un aumento interanual del 10 por ciento de viajes gestionados sólo en móviles o a través de varios dispositivos.

Los vendedores de viajes necesitan entender al comprador omnicanal. En su versión más básica, esto significa crear experiencias rápidas, intuitivas y sin fisuras en el ordenador escritorio, las webs móviles y las aplicaciones.

Leer Más
DiferenciaciónEngagementLifeStyleTendencias

Comunicación de marcas de lujo en la era digital

724940-500×218

Digital no significa masivo y barato, y no solo es útil para el mainstream. Tras años de retraso frente a las marcas de gran consumo, las marcas de lujo han asumido que digital es sinónimo de interacción con el consumidor y una plataforma inigualable para transmitir imagen y valores de la marca a todos los rincones del planeta, sea cual sea el coste del producto.

Leer Más
1 2
Page 1 of 2

Warning: Cannot assign an empty string to a string offset in /home/eicomuni/public_html/brandandlife.es/wp-includes/class.wp-scripts.php on line 445