close

Brand experience

Brand experienceDiferenciaciónEngagement

Marcas: ¿cómo te conquistarán?

marcas clientes experiencias

Una vez más, los estudios marcan la tónica sobre cómo las marcas tendrán que afrontar el futuro y convencer a un consumidor cada vez más acostumbrado a todo tipo de estrategias de venta. ¿Cuáles serán las tendencias que veremos en los próximos años? Marketing Directo lo detalla.

Las estrategias que emplearán las marcas para seducir a sus consumidores la próxima década

Los avances tecnológicos, como la IA o el 5G, el análisis de datos, la personalización de productos, contenidos y mensajes y la omnicanalidad marcarán el devenir de la relación marca-consumidor

AdJinn ha querido analizar los que considera que son los métodos y estrategias que las marcas ya han comenzado a implementar para atraer y seducir a su clientela, y cuáles triunfarán en el futuro. La compañía española, experta en benchmarking de datos para publicidad online, ha identificado a su vez qué tecnologías serán las más adecuadas para llevar a cabo esta tarea, para conocer mejor a sus consumidores y hacerles protagonistas de su estrategia de negocio. Las marcas, por norma general, buscarán fortalecer los lazos con sus usuarios y conseguir que se conviertan en fieles seguidores a los que poder vender siempre sus productos.

Además, las marcas deberán tener en cuenta que han dejado de ser las grandes poseedoras de la información sobre sus propios productos, como ocurría cuando apenas existía internet y las tiendas físicas eran las reinas del mercado. Ahora, sin embargo, su reputación está en tela de juicio, siempre puesta en entredicho por la información alternativa que manejan los consumidores, gracias a la llegada de internet y de los dispositivos móviles. Los consumidores juegan un papel realmente importante en esa dinámica de poder sobre la información relativa a empresas y productos, que ellos mismos generan y a la que tienen acceso rápido y sencillo.

Según AdJinn, en un futuro relativamente cercano las marcas y sus usuarios interactuarán en un contexto de análisis de datosque permitirá a las marcas crear interacciones más humanas y personalizadas con sus clientes. Por otro lado, la tecnología conversacional será clave en el sector, ya que los consumidores presumiblemente se inclinarán por utilizarla. Además, la compañía estima que la interacción sin pantallas será universala lo largo de esta década. Tecnologías como la Realidad Aumentada, la Realidad Virtual o incluso la biometría serán la clave para seducir de modo visual al consumidor que, literalmente, tendrá en la palma de sus manos un producto que ansía adquirir.

En base a estas suposiciones, AdJinn ha elaborado una sucesión de estrategias para convencer a los consumidores que las empresas pondrán en práctica durante los próximos 10 años.

1. Proximidad y humanización de la comunicación. La nueva tendencia es que las marcas se acerquen más a los consumidores porque buscan que las personas no les vean solo como un proveedor de productos, si no como alguien que se acerca a su vida cotidiana satisfaciendo una necesidad y aportando servicios.

2. La voz es el “new black”. La voz va a ser clave para mejorar la interacción entre las marcas y los consumidores como mecanismo de fidelización. No tanto porque sea algo nuevo, sino porque va a permitir que mucha gente que no tenía acceso a buscadores como Google, o simplemente a bajar o encender la música lo va a poder hacer usando la voz. Los negocios que se consideran early adopters vertebrarán estrategias basadas en voz para establecer y fortalecer lazos con los consumidores con ofertas de servicios basados en voz que invitan al usuario a interactuar con la marca.

3. La Inteligencia Artificial y el Internet of Things, el tándem perfecto. Con la proliferación del uso de la voz los algoritmos en los que se basan estas dos tecnologías se irán perfeccionando de tal modo que cuando un asistente virtual reciba una pregunta, será capaz de responder -de entre todas las posibilidades – a aquella por la que el usuario le está consultando. Esto irá abriendo poco a poco a la posibilidad de que la interactuación entre las marcas y los consumidores sean cada vez más natural y productiva, contribuyendo con cada interacción a que la marca conozca mejor los gustos y necesidades del consumidor, y a que el consumidor esté cada día más fidelizado con las marcas.

4. El uso del video para interactuar con el consumidor. La presentación en vídeo de nuevos bienes, con retransmisiones en directo del “unboxing” de productos ya es una estrategia de engagement que satisface muchos objetivos. Por un lado, acerca el producto de una forma atractiva a sus públicos. Durante un streaming, los usuarios pueden interactuar con la marca, haciendo preguntas, compartiendo comentarios, haciendo sugerencias, que pueden -además- ser respondidos por los fabricantes en tiempo real. Así, el uso del vídeo genera fidelidadentre los consumidores por la vía de la emotividad y una gran cantidad de datos para el fabricante, como es el número de usuarios conectados, de qué partes del mundo, qué les interesa más y desde dónde. El posterior análisis de estos datos permitirá a la marca personalizar aún más su oferta de producto y mejorar su estrategia de customer experience.

5. La realidad virtual para reforzar el contacto con los consumidores. Permitirá a las marcas, interactuar directamente con el consumidor en un entorno compartido que ponen a disposición del usuario. La realidad virtual, como estrategia no busca llegar a muchas personas, tan solo -de una forma más contundente- a un selecto grupo de “embajadores” de la marca, que posteriormente podrán compartir con sus seguidores la experiencia, multiplicando así el “hype” entre los futuros consumidores. Además, la marca puede “testear” en sus influencers aquello que funciona y lo que no para estar cada vez más cerca del consumidor.

6. La personalización y el análisis de datos. Las marcas cada vez se preocupan más de tener las mejores fuentes de datos, porque es el correcto análisis de estos lo que les va a permitir desarrollar estrategias de personalización para conseguir las mejores experiencias para sus clientes.

7. El 5G como catalizador de oportunidades. Cuando llegue en el 2020 cambiará mucho la forma en la que las marcas y los consumidores interactúan porque esta fórmula de relación entre los fabricantes y los usuarios podrá ser inmediata, algo que contribuirá a poner -todavía más- al usuario en el centro de todo. En paralelo, el real-time, en la interacción va a favorecer la humanización del trato dentro de un mundo de la digitalización extrema y contribuirá a la personalización del mensaje. En un mundo cada vez más globalizado las marcas -al igual que los consumidores- se mueven cada vez más en pequeños grupos y buscan el mayor nivel de personalización en la interlocución con el consumidor.

8. Omnicanalidad para estar siempre donde lo quiera el consumidor. Algo que ya está extendido en algunos países, pero que estandarizará a tal extremo que en un futuro cercano las marcas tendrán tal conocimiento de sus clientes que serán capaces de establecer contactos solo por los canales deseados por los consumidores y serán capaces de satisfacer requerimientos en tiempo real por el canal elegido por el consumidor en cada momento.

Para Giancarlo Giansante, CEO y cofundador de AdJinn, “en el mundo online, las marcas pueden fracasar o triunfar según la experiencia de cliente que ofrece. Una gran parte de los consumidores en el territorio digital están habituados a puntuar las marcas que consumen. La puntuación de los clientes puede ser la clave del éxito, pero también del fracaso y de pérdidas de una marca. De este modo, es crucial conectar con el consumidor, de modo sencillo, a través de sus canales preferidos, personalizando no solo su experiencia, sino los mensajes con los que se comunica una marca con su cliente.

Leer Más
Brand experienceDiferenciaciónTendencias

Nuevo gigante del viaje en España

fusión de globalia y barceló

Globalia y Barceló se fusionan para crear un gigante de los viajes

Ambas firmas crean una nueva sociedad al 50% que integrará Halcón Viajes, Travelplan y Ávoris y superará a Viajes El Corte Inglés

Globalia y Barceló han acordado la fusión de sus divisiones de viaje para crear un gigante turístico de España y líder del sector. Cada uno de los dos grupos tendrá el 50% de la nueva compañía fusionada, que integrará marcas como Halcón Viajes, Travelplan y Ávoris, informaron en fuentes de la negociación. La operación se produce apenas dos semanas después de que el grupo de la familia Hidalgo vendiera su aerolínea Air Europa a Iberia por 1.000 millones de euros. La nueva sociedad desplazará de la cima a Viajes El Corte Inglés y podrá también competir con multinacionales como Tui.

Globalia y Barcelo
Una oficina de Viajes Halcón, propiedad de Globalia.

El sector turístico asiste a un proceso imparable de consolidación. Globalia y Barceló han decidido unir fuerzas y fusionar sus divisiones minoristas y mayoristas de viajes en una operación no por esperada menos espectacular. La nueva sociedad, participada al 50% por cada uno de los grupos, tendrá 1.500 puntos de venta, una facturación de 2.675 millones de euros, y contará con más de 6.000 empleados.

Globalia aporta a la nueva compañía las marcas Halcón Viajes, Viajes Ecuador, Geomoon, Travelplan, Welcome, Globalia Meetings and Events, Globalia Corporate Travel y Globalia Autocares. Por su parte, Barceló cede Ávoris, con sus marcas B the Travel Brand, Catai, Rhodasol, Bedtoyou, BCD Travels y BCD Meetings&Events así como la aerolínea Evelop, con seis aviones. Quedan expresamente fuera de la operación las divisiones de hoteles de ambos grupos (Barceló Hoteles y Be Live Hotels) y el handling y el mantenimiento de aviones de Globalia.PUBLICIDADinRead invented by Teads

La operación se produce tras la venta por parte de Globalia de Air Europa a Iberia, de forma que la familia Hidalgo da carpetazo al liderazgo de un grupo turístico integral, y opta por centrarse en el sector de los viajes para competir con rivales de la talla de Viajes El Corte Inglés y Nautalia.

Negociaciones

Las negociaciones se han llevado a cabo entre Simón Pedro Barceló, presidente del grupo Barceló, y Javier Hidalgo, consejero delegado de Globalia, y la firma se producirá casi con toda seguridad el próximo lunes, día 25. La operación, tras la valoración definitiva de los activos basado en un informe de la consultora Ernst & Young, tendrá que ser aprobada por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). El primer ejecutivo de la nueva sociedad será Gabriel Subías, consejero delegado de Ávoris, según fuentes del sector.

Tras la venta de Air Europa a Iberia por 1.000 millones de euros a comienzos de este mes de noviembre, el mercado casi daba por hecha esta fusión. Sin la aerolínea, que le permitía gestionar de principio a fin un viaje turístico, el grupo de los Hidalgo debía acometer un cambio completo en su modelo de negocio centrado en la gestión mayorista y minorista de los viajes, pero no tenía el suficiente músculo para competir con éxito con gigantes de la talla de El Corte Inglés.

La unión de Globalia a otro grupo familiar como Barceló le aporta ese tamaño, y le permite rivalizar también con las grandes multinacionales europeas como Tui, DER Touristik, o FTI. Y es que el mercado de los viajes sufre una competencia feroz con márgenes estrechos y muchos riesgos estacionales.

La reciente quiebra de la británica Thomas Cook es buena prueba de esa competencia virulenta, a la que el mercado español no es ajeno. No quedan lejos las suspensiones de pagos de Marsans u Orizonia, por cuya compra, por cierto, rivalizaron en el pasado Globalia y Barceló. Ambas empresas habían acercado posiciones desde entonces como prueba la unión temporal de empresas (UTE) que compartían para pujar por los viajes del Imserso.

La nota negativa de la operación puede ser el empleo. Los sindicatos de Globalia advirtieron días atrás que la proyectada unión de ambos grupos podría causar el cierre de en torno a 100 agencias del grupo, debido a su proximidad física con las de Ávoris.

Competencia ‘online’

La unión de los dos grupos familiares también servirá para enfrentar con mayores garantías la competencia de las agencias de viaje por Internet. Desde que Lastminute abriera hace casi dos décadas la primera OTA (Online Travel Agency, por sus siglas en inglés), el sector ha dado un vuelco radical y ha tenido que acomodarse a los nuevos procedimientos de estos sitios web que, al ofrecer varios servicios juntos (vuelos, hoteles, apartamentos, excursiones y coches de alquiler) consiguen mejores precios. Firmas como Booking, Expedia, Hotels.com, Travelocity, Orbitz y Priceline se han popularizado en los últimos años mientras se cerraban miles de oficinas físicas de las agencias de viaje tradicionales.

Paralelamente a su actividad de viajes, tanto Globalia como Barceló han puesto en marcha sendos planes de expansión de su división hotelera. La cadena Be Live Hotels de Globalia, bajo el régimen de gestión junto a socios locales, suma más de 10.000 habitaciones en 33 establecimientos repartidos por España, Portugal, Marruecos, El Caribe y Colombia, y proyecta extenderse a Brasil, Argentina y México. Por su parte, Barceló espera abrir 110 hoteles de 2019 a 2021, duplicando los 55 proyectos de apertura en el último trienio. La compañía cerró el pasado año con 249 establecimientos y 55.014 habitaciones en 22 países.

Leer Más
Brand experienceDiferenciaciónEngagement

Customer Centricity: la clave para fidelizar una marca

brand experience en las marcas

El brand experience es una necesidad. Lo demuestran todos los estudios. La marcas deben apostar por generar relaciones de fidelidad y confianza. Como apuntan en este post de marketing directo, las marcas reciben un feedback más positivo, más recomendaciones y más compras si saben cómo tratar y conectar con sus clientes.

¿De dónde brota la lealtad del consumidor a las marcas?

La lealtad del consumidor a las marcas, la nacida de su vínculo a una determinada empresa, es extraordinariamente poderosa, pero puede verse en jaque por culpa de la calidad (deficiente) de los productos. 

fidelidad

El “customer centricity” es de suma importancia en los tiempos que corren dentro de las empresas. Aun así, conviene no perder de vista otros aspectos, puesto que la satisfacción es solo uno de los muchos factores sobre los que se construye la lealtad del cliente a las marcas. Así se desprende al menos un reciente estudio llevado a cabo en Alemania por la consultora KPMG.

Aquellas marcas que se las ingenian para transformar a sus clientes en fans son agasajadas no sólo con compras más frecuentes sino también con un mayor alcance (con la inestimable ayuda de las recomendaciones).

Y lo cierto es que el consumidor (siempre y cuando esté satisfecho con la marca en la que ha tenido a bien depositar su confianza) no tiene inconveniente alguno en realizar recomendaciones.

El 74% de los compradores de marcas de lujo las recomienda a sus amigos, familiares y conocidos. Pero las recomendaciones brotan no sólo de los labios de los consumidores de las marcas de lujo sino también de aquellos que posan sus ojos en los productos de gran consumo (68%) y las firma de moda (69%).

En el ramo del lujo el 61% de los consumidores desarrolla un sentimiento de unión con las marcas que se desenvuelven en este sector. Si nos tenemos en las marcas de gran consumo y las marcas de moda los porcentajes descienden hasta el 50% y el 49% respectivamente.

La fidelidad se hace añicos por culpa de la calidad y el precio

El sentimiento de unión que el consumidor desarrolla con ciertas marcas parece ser más fuerte, por otra parte, en las tiendas físicas de toda la vida que en la red de redes (quizás porque en las primeras el cliente tiene acceso a recomendaciones formuladas por humanos de carne y hueso y tiene además la posibilidad de tocar con sus propias manos los productos que resultan de su interés).

En el sector de los bienes de gran consumo el 35% de los consumidores siente menor conexión con las marcas en internet que en los puntos de ventas físicas. Esta proporción se reduce a 18% y al 13% respectivamente en los ramos de la moda y el lujo.

Aunque el consumidor tiene suma facilidad para desarrollar cierto apego a determinadas marcas, su sentimiento cambia rápidamente cuando la calidad de los productos se ve comprometida.

El 78% de los compradores de empresas de todos los sectores de actividad no tendría prurito alguno en cambiar de marca si ésta viera reducida su calidad. En el ramo de la moda este porcentaje escala hasta llegar al 83%.

Más allá de la calidad, el consumidor siente asimismo impulsado a cambiar de marca por el precio. El 56% de los consumidores considera que el precio es un motivo más que suficiente para cambiar de marca. Y el 45% cita asimismo los escándalos como razón para dejar de lado a una marca específica.

De acuerdo con el informe de KPMG, los compradores de productos de gran consumo son los que menos tentados se sienten a probar productos y servicios de la competencia. Sin embargo, cuando una nueva marca emerge en el horizonte, el 84% de los consumidores de este ramo no oculta su interés por la novedad.

Leer Más
Brand experienceRedes socialesTendencias

Video y lujo: las marcas apuestan por el formato rey

video grabado en movil

Compras lo que ves. Aunque la ecuación no es exactamente así, en un altísimo porcentaje -el 80% según los estudios y como describe en este post Launcmetrics, los consumidores deciden su compra por los contenidos que han visto en las redes sociales de las marcas. El video, sin duda es el formato rey que sigue atrapando por encima de cualquier otro tipo.


El poder del contenido de vídeo y el storytelling en la industria del lujo

El story-selling es algo que ha sido imperativo en la estrategia de marketing de la industria del lujo desde hace tiempo, por lo que no es de sorprender que el proceso se haya digitalizado. «El 80% de todas las ventas del sector del lujo son influenciadas en alguna manera por lo que los consumidores ven online» por lo que tanto las marcas que se venden a un precio superior, como las que intentan atraer a un público emergente de la Generación Z, tienen que hacerlo bien. Sin embargo, las marcas de lujo tienen que encontrar el balance correcto entre mantener su herencia y modernizarse a través de canales digitales, y con frecuencia esto se logra a través de contenido de vídeo ilustrativo. En este artículo, exploramos el poder del contenido de vídeo y cómo contar una historia de marca en la industria del lujo, mirando ejemplos de marcas que han bordado sus estrategias de storytelling creando una conexión emocional con su público objetivo.

Burberry

El storytelling en formato vídeo en la industria del lujo gira en torno a la experiencia del consumidor. La marca de herencia británica Burberry ha estado perfeccionando su creación de contenido en sus medios propios de comunicación durante años y su canal de YouTube es prueba de ello. Desde tutoriales hasta historias, Burberry desarrolla su historia de marca a través del uso de contenido de vídeo de formato más largo para permitir a los clientes comprender la historia de la marca y verla como algo más que una historia en si, con personalidad y experiencia propia.

Uno de los ejemplos más famosos de esto es su película de 2016, The Tale of Thomas Burberry, que muestra una representación dramática de la vida del creador. La película rememora eventos clave que han ido dando forma a la historia de la marca y engancha a quienes lo visualizan, ya parece más un trailer que una campaña. Este tipo de marketing de contenidos es clave en el storytelling de la industria del lujo, ya que permite a los consumidores olvidarse el contexto en el que están viendo la pieza.

Gucci

Si hay una marca que sabe cómo vender estilo de vida, es Gucci. Gucci prácticamente se ha reinventado en los últimos 5 años, con su giro en su visión, voz y valores – y esto se vió reflejado en su estrategia de marketing digital. La marca crea contenido de vídeo consistente en su IGTV, frecuentemente presentado celebrities en diferentes escenarios, adoptando el estilo de vida de Gucci. Para su campaña Cruise 2020, #ComeAsYouAre_RSVP, la marca celebró su herencia italiana en una campaña de vídeo llena de celebrities que realmente vendió la visión de Gucci.

Ralph Lauren 

Una de las plataformas favoritas de la Generación Z y ahora de marcas, es TikTok. Este formato de video rápido se ha convertido recientemente en un lugar donde las marcas llegan a conocer a los consumidores más jóvenes, desde Burberry hasta Calvin Klein y ahora, Ralph Lauren. Como una marca de lujo con vínculos con el deporte, Ralph Lauren creó una campaña en torno al US Open con Diana Silvers. La campaña estimuló a los usuarios de TikTok a compartir historias usando el hashtag #WinningRL y hacer uso del artilugio de compras de TikTok que permitió a la marca exhibir su colección US Open en la aplicación. Usando una plataforma interactiva muy centrada en el contenido generado por los usuarios como TikTok, permitió  a los consumidores participar en el storytelling digital de Ralph Lauren y ser parte de su historia. Esto es especialmente efectivo entre las audiencias más jóvenes ya que quieren sentir la experiencia de una marca más que nunca.

Chanel 

Al igual que Burberry, Chanel recurre a su estrategia de medios de comunicación propios cuando se trata del storytelling de la industria del lujo de su marca, sin embargo, han creado una página web específicamente creada para ello. Inside Chanel tiene el formato de un libro, en el que cada vídeo representa un capítulo cronológico de la historia de la marca. Además de una línea de tiempo histórica dinámica, los usuarios pueden escuchar y ver vídeos animados cuidadosamente seleccionados en el sitio web, con el fin de comprender cada paso de los fundamentos de la marca. Todo esto es parte de la voz de Chanel y el orgullo de su herencia, comunicando la voz establecida y la exclusividad que tienen, de una manera que educa y además vende sutilmente.

how to tell your brand story

Dior

Dior es una marca que desempeña bien cada mes de manera consistente, y parte de ello es gracias a su estrategia de marketing, que depende en gran medida de los influencers. Este uso de influencers también se extiende a su storytelling de vídeo, lo cual es evidente al visitar su página de Instagram. Para una reciente campaña de belleza, la marca aprovechó alguna de las principales voces de la industria, desde Winnie Harlow hasta Jorja Smith, para compartir las historias de su piel. La promoción de esta base de maquillaje añadió valor a la campaña de la marca, ya que presentaba historias reales, honestas y relatables de un grupo de caras conocidas. Estas voces comunicaban por qué amban su piel y por qué, en particular, amaban su piel en la nueva base de maquillaje Dior Forever en un vídeo natural. Dior favorece este tipo de historias de marca en la mayoría de sus lanzamientos, y funciona a su favor, ya que su contenido de vídeo recibe casi el doble de vistas que sus publicaciones estáticas.

Leer Más
Brand experienceRedes socialesRetail Marketing

Compramos diferente. ¿Adiós a la tienda física?

shopping cambios digital

Desde una app, con un par de clics y listo. Tu compra está en camino. Casos como los de Amazon, Aliexpress o plataformas multitarea como ASOS han allanado el camino a las compras digitales. ElMundo lo explica:

Shopping digital: así es como han modificado las redes sociales el proceso de compra

Las redes sociales no nacieron como canales en los que se pudiera adquirir moda, solo estaban concebidas como escaparate. Pero este verano Instagram ha lanzado en EEUU ‘Checkout’, que permite la compra sin salir de la aplicación. ¿Revolucionará esto las cifras de venta online? Responden los expertos.

Ilustración: Inés Maestre 

Instagram no se ha hecho esperar. Después de que lanzara Shopping (una herramienta que permite a las marcas o las tiendas etiquetar productos en las fotografías) le llega el turno a Checkout, una función que posibilita -de momento solo en EEUU- a un grupo de firmas e influencers vender dentro de la aplicación sin que el usuario sea redirigido a una web de comercio electrónico. Objetivo: facilitar la venta. También Facebook y Pinterest se han subido a este tren para sumar líneas de negocio al publicitario.

Podríamos estar ante un nuevo escenario de compra. Los datos lo demuestran. La moda es la categoría preferida de los consumidores españoles (41%) a la hora de adquirir online, según el informe Consumer Insight Survey 2019. Más de cinco de cada cien prendas se compraron así en 2018 y el gasto medio anual fue de 135,8 euros por persona, asegura un informe del portal especializado moda.es. A esto hay que añadir que las mujeres dedican una media diaria de 55 minutos a las redes, como señala el Estudio anual de redes sociales 2019. 

Además, en Instagram se experimenta la pasión del shopping, se asegura en la aplicación, que añade que a ella no se llega con la idea de buscar un producto, sino que este te sale al paso y se percibe “la alegría de un gran hallazgo”, considera Apu Gupta, cofundador de Curalate, herramienta que ayuda a 1.200 marcas a servirse de las redes sociales para vender. Gracias a ella, Farfetch, American Apparel y Revolve se lanzaron a utilizar imágenes de los usuarios en su provecho. El descubrimiento del que habla Gupta “es fundamental cuando se compra en tiendas físicas y se está convirtiendo en decisivo para el comercio electrónico”.

Los fashionistas europeos consumen cinco veces más fotos que el usuario medio y revisan Instagram 15 veces al día, según el estudio Feed Fashion, elaborado por la propia aplicación, que se ha convertido actualmente en el escaparate inmediato que monopoliza el pulso de la actualidad y las tendencias. Un ámbito estético para surfear desde el móvil a través de imágenes y vídeos, a la caza de referentes que inspiren nuestro estilo personal y de vida.

A veces las prendas pierden muchos puntos en los sitios web de las marcas frente a cómo lucen en los stories de Instagram. Por ejemplo, a sus 50 años Trinny Woodwall es una crack del estilismo. Esta consultora y periodista inglesa sube vídeos desde los probadores de las tiendas que son seguidos por 495.000 personas. Tiene debilidad por las lentejuelas, que pasea mucho más brillantemente que en el canal de venta online. 

Entonces, ¿cuál es la fórmula del éxito para la venta a través de las redes sociales? “Un equilibrio entre autenticidad y aspiración”, responde Apu Gupta. “Las imágenes muestran los productos de una manera accesible, pero potenciada. Podemos imaginar una vida a nuestro alcance», añade. Lo corrobora Gonzalo Cebrián, fundador de Le Guide Noir, una plataforma que ayuda a 168 marcas como Prada, Pepe Jeans o Hackett a medir su impacto digital. “Venden lo auténtico y las historias reales. Eso sí, estamos en el always on transformation y las tendencias visuales cambian cada mes en cada nicho de la moda”, afirma.

La inspiración y búsqueda empiezan en la red y las firmas han tenido que posicionarse allí donde está su cliente. «El 75% de las ventas de moda nacen online y esto ha transformado el consumo», comenta Cebrián. Muchos se resistieron, “especialmente los grandes grupos, pero la entrada de nuevas marcas y el crecimiento de otras puramente digitales aceleraron el proceso”, apostilla.

Actualmente nadie cuestiona su presencia en las redes, pero no todos venden en ellas. Por ejemplo, las zapatillas Triple S de Balenciaga, ugly sneakers de rigor, fueron el instaproducto que atrajo la atención el año pasado, pero no se vendieron en la red social. En cambio, la alternativa de esta tendencia feísta, las Veja, consiguieron una venta consistente. Esta marca francesa fue considerada la instamarca más deseada de 2018 por Lyst, el buscador de moda en la red. Pero en este punto la web The Business of Fashion se preguntaba en un artículo: “¿El éxito en las redes sociales implica el éxito en el negocio?”. La conclusión: no siempre.

La búsqueda de nuevas marcas es un deporte instagramero. Muchas le deben su existencia, ya que esta red social puede actuar como incubadora. El contenido que producen y la empatía digital son fundamentales en su negocio: hablan, preguntan y escuchan a los usuarios. “Los nativos digitales ven lo social como un canal de adquisición de clientes”, asegura Gupta. De hecho, Instagram cuenta con 25 millones de negocios y la mitad no tienen sitio web.

Es innegable que las influencers dan forma al descubrimiento digital. “Son las grandes prescriptoras y el canal de exposición más directo y creíble”, afirma Marc Solé, cofundador de 21 Buttons, plataforma que facilita la compra directa desde las fotos, y permite a ambos obtener ingresos por ello. La aparición de los enlaces de afiliación y otras tecnologías a través de las cuales se puede comprar el producto en Instagram ha facilitado estas prácticas. “Las redes sociales generan el 50% de las ventas online en moda. Son el principal canal de recomendación. No nacieron para la compra y todavía hay deficiencias en la experiencia”, recuerda Solé.

Un 80% de los profesionales de la moda, el lujo y la cosmética trabaja con estas prescriptoras, según el Informe anual sobre márketing de influencia 2019, realizado por Launchmetrics. Pero para rentabilizar la inversión “hay que alinear los recursos que faciliten la compra, no es cuestión solamente de pagar a un influencer para que postee”, afirma Cebrián, que procura a sus marcas la tecnología más puntera. No obstante, como afirma Gupta, “no esperemos que la venta sea inmediata”.

Más de 130 millones de personas descubren productos etiquetados en Instagram cada mes. Pero Checkout no tiene planes inminentes de aterrizar en España. ¿La compra en redes sociales afectará al comercio electrónico tradicional? ¿Preferiremos los stories a las tiendas online? “Instagram tendrá un lugar importante, pero la web de la marca es vital”, opina Cebrián. Sin embargo, este panorama supone un desafío para Gupta, que afirma que “todo ese descubrimiento que se está dando en las redes no ocurre en los canales tradicionales como la web. El reto será hacer de la compra online una experiencia instagrameable”.

Las redes sociales han abierto un escenario sin límites para el placer de mirar. Estamos en la era del consumo emocional, no tan impulsivo como reflexivo, según afirma el sociólogo Gilles Lipovetsky. Internet ha abierto circuitos para buscar y encontrar las opciones más adecuadas.

Leer Más
Brand experienceDiferenciaciónEstrategias

El Corte Inglés se renueva

nueva presidencia el corte ingles

Es una de las empresas más conocidas, potentes y relevantes del mercado español. El Corte Inglés lleva años intentado reubicarse: hasta ahora parece que su modelo de negocio no ha sabido adaptarse a las demandas del nuevo consumidor, las experiencias que reclama y los nuevos negocios.

Ahora, tal y como cuenta ELMUNDO, la nueva presidenta del grupo apuesta por renovarse en 4 pilares: transformación digital, más oferta comercial, sostenibilidad y nuevos negocios.

El Corte Inglés del ‘futuro’ tendrá más marcas propias y espacios digitales “donde vivir experiencias”

La recién estrenada presidenta de El Corte Inglés detalló ayer a los accionistas cuales son sus planes de futuro para la compañía y sus retos, entre los que están la transformación digital, la renovación de la oferta comercial para adecuarla a las demandas del consumidor, la sostenibilidad y el desarrollo de nuevos negocios.

Los accionistas dieron luz verde a la absorción de Bricor, la cadena de bricolaje y decoración, por parte de los grandes almacenes. Es algo que ya se hizo con Hipercor, con el objetivo de que no haya duplicidades en la oferta comercial. El pasado año las ventas de Bricor, que tiene 63 tiendas en España y dos en Portugal, cayeron casi un 16% (91 millones de euros). 

Oferta

Junto a esta reordenación de la oferta comercial, está la de los espacios, para «hacerlos más atractivos y cómodos para el cliente» y mejorar la experiencia del consumidor.

«Estamos dando una nueva dimensión a nuestras tiendas como lugares de experiencias donde el cliente no sólo puede adquirir productos y servicios, sino también disfrutar, entretenerse y experimentar nuevas vivencias y sensaciones», señaló la presidenta.

Una de las novedades que anunció es el lanzamiento de dos nuevas marcas propias en 2020: Alik y Another Love, ambas de ropa femenina. «Estamos en un momento decisivo, tenemos las ideas para cerrar nuevos negocios, para evolucionar al ritmo que exige la sociedad, para alcanzar nuestras metas», añadió la ejecutiva.

El grupo se blinda ante el avance imparable del ecommerce y el crecimiento de Amazon o Aliexpress, y, de hecho, ya firmó un acuerdo con Alibaba para colaborar en el área comercial. 

Un solo cliente

«Ahora no hay dos clientes, uno digital y el otro físico. Hay un solo cliente, al que debemos servir por todos los medios y por el canal que decida», dijo Álvarez, que también avanzó que antes de fin de año se lanzará una aplicación «que cambiará la forma de comunicar con los clientes».

El grupo lleva tiempo apostando por la gastronomía y la restauración para atraer a clientes y turistas y en los centros comerciales más emblemáticos se ha aumentado la oferta que había disponible. También se están potenciando áreas menos conocidas como su división de empresas, que da servicios corporativos.

«Nuestro negocio se sostiene sobre dos pilares: el producto y las personas. Nuestra obligación es tener los mejores productos, los más innovadores, los más atractivos, los más deseados por los clientes… con la cantidad adecuada, siempre disponibles y al precio correcto», dijo la presidenta del grupo.

La igualdad y la sostenibilidad son otros dos retos: en el primer caso, el objetivo es que el 50% de los puestos de mando los ocupen mujeres. Además, el grupo quiere alcanzar el residuo cero en todos sus centros comerciales, algo que ya han conseguido en Galicia, y eliminar las bolsas de un solo uso progresivamente de sus establecimientos.

Leer Más
Brand experienceDiferenciaciónRetail Marketing

Lujo asiático: el nuevo boom del marketing retail

lujo asia china

Todos los estudios lo indican: Asia, en concreto China, es el nuevo foco de atención empresarial para el sector del lujo. El turismo y las compras de grandes marcas están cada vez más ligados y este fenómeno no pasa desapercibido en España. Saber crear experiencias diferentes es una de los nuevos retos tal y como apunta ELPAÍS.

Asia marca el camino de los ‘outlets’ de lujo

Value Retail, propietario de los centros de Las Rozas y La Roca, apuesta sobre todo por crecer en China. Sus ventas aumentaron un 10% en 2018

José Luis Durán, consejero delegado de Value Retail, tiene una obsesión: seguir atrayendo a turistas a los 11 outlets de marcas de lujo de la compañía británica. Algo que, sin embargo, admite que cada vez es más difícil. Las ventas siguen creciendo a doble dígito cada año, pero las recetas de 1992, cuando nació la empresa, han cambiado por completo. Las campañas de publicidad enfocadas a hoteles y aerolíneas han pasado a mejor vida. Las compras ya no son el único aliciente para ir a un centro comercial de este tipo. Ahora se busca captar también a consumidores con restaurantes, moda de jóvenes diseñadores o muestras de arte.

“La lógica siempre es qué contenido creamos para generar diferenciación y experiencia para que vengan los turistas. Esa es toda nuestra obsesión”, dice Durán en una entrevista celebrada en Barcelona tras participar en un congreso sobre comercio. “Si no hiciéramos esa revolución interna, desapareceríamos del radar del cliente”, añade el directivo nombrado en 2016 y que también es miembro del consejo de administración de Inditex.

La revolución a la que se refiere son los cambios experimentados por la compañía en los últimos años, que se apoyan sobre tres pilares: Asia, digitalización y multioferta. La primera es omnipresente en el discurso de Durán. Los clientes asiáticos son los que más crecen en los outlets, y de ahí su enorme interés por abrir centros en China, fidelizar más a estos compradores en Europa y exportar modelos chinos, por ejemplo en el uso de plataformas de pago virtuales, como la de Alibaba, el gigante local del comercio online.

Los 11 outlets —nueve en Europa, incluidos uno en Madrid y otro en Cataluña, y dos en China— recibieron 42 millones de visitantes en 2018. Las ventas ascendieron a 3.100 millones de euros, un 10% más que el año anterior. El conjunto de centros, con alrededor de 1.300 tiendas en total, ofrece descuentos de unas 600 marcas que pueden superar el 60%.

Los compradores chinos suponen un 45% del total, según las estadísticas de solicitudes de devolución del IVA. Pero el mayor crecimiento de clientes —de entre un 30% y un 40%— procede de Corea del Sur, Rusia, la India y países de Oriente Próximo, como Dubái, y el sureste asiático, como Tailandia. En lo que va de año, la llegada de turistas ha crecido un 15%, explica Durán.

MISMOS VISITANTES

Los dos centros de Value Retail en España, Las Rozas Village, en Las Rozas (Madrid), y La Roca Village, en La Roca del Vallès (Barcelona), recibieron el año pasado 4,6 millones de visitantes cada uno. Pero aunque tengan los mismos clientes, el complejo comercial catalán atrae a más compradores internacionales, los cuales sumaron el 60% del total, frente al 35% del complejo madrileño. Ambos centros abren los domingos.

La filial española, Value Retail Management Spain, facturó 54,6 millones de euros en 2017, un 7,7% más que el año anterior, según sus últimas cuentas depositadas en el Registro Mercantil. La empresa disparó un 27% su beneficio bruto de explotación (Ebitda), hasta los 1,5 millones; mientras el endeudamiento cayó un 37%, hasta los 7,1 millones.

El grupo está expandiendo sus villages en La Roca del Vallès (Barcelona), Irlanda y los dos complejos de China. Durán descarta, por ahora, abrir nuevos centros en Europa y adentrarse en el mercado estadounidense, que inspiró el origen del grupo. “Estamos atentos por si encontramos más proyectos en China. No creo que hagamos nada nuevo en Europa porque no creemos que haya muchas más ciudades capaces de darnos esa calidad de turista que necesitamos en nuestro modelo”, dice el directivo, que antes de entrar en Value Retail fue presidente y consejero delegado de Lacoste y estuvo casi dos décadas en el grupo Carrefour.

Value Retail ha agrupado sus outlets bajo el nombre de The Bicester Village Shopping Collection. Es una referencia a su primer centro, a las afueras de Londres, que supuso la exportación a Europa del microcosmos comercial de Rodeo Drive en Beverly Hills, en Los Ángeles, impulsado por el empresario Scott Malkin.

Josep-Francesc Valls, catedrático de Marketing de Esade, explica que los outlets se consolidaron con el cambio de siglo tras la llegada del bajo coste aéreo, pero a partir de 2010 empezó una segunda oleada de centros en los que se prima la búsqueda de “experiencias completas”, al constatar que solo un 30% de clientes busca únicamente precios rebajados. Esta evolución, subraya, ha permitido a Value Retail ser un “grupo hegemónico porque se ha avanzado en el tiempo con un nuevo modelo de buscar clientes mediante el turismo de shopping”.

Ese turismo, medido en transacciones libres de impuestos, supuso en 2017 un negocio de casi 70.000 millones de dólares (62.300 millones de euros) en el mundo, según un informe de la revista Modaes.es y Value Retail.

Cien ‘captadores’

Hace dos años, explica el consejero delegado, Value Retail solo tenía una oficina de turismo en China. Hoy las hay también en Rusia, la India o Corea del Sur. Un equipo de 100 personas se dedica a atraer turistas. La inversión en comunicación digital ha crecido exponencialmente en dos años. Y la multiexperiencia en lo que llama “plataformas abiertas” se ha acentuado: el grupo ha abierto apartamentos. Durán no descarta tener también hoteles y apuesta por contratar a expertos en servicios y hostelería.

La sensación de transformación permanente monopoliza sus palabras. “El hacer venir a un cliente solo para comprar será cada vez más complicado”, afirma. “Hay que evolucionar porque los criterios del cliente son y serán radicalmente diferentes”. Por ejemplo, restauración y seguridad son ahora prioritarios para los visitantes chinos.

“La sociedad china se consolida como muy atractiva por volumen, capacidad económica y un gusto por las compras y las marcas”, subraya Iñigo Gallo, profesor de Marketing en Iese. También destaca el atractivo aspiracional que generan enseñas occidentales y cómo la concepción de compra “no solo es utilitaria”, sino que se nutre de la búsqueda de experiencias, lo que permite a los outlets diferenciarse de plataformas de Internet.

Leer Más
Big IdeasBrand experienceMarketingUncategorized

Inteligencia Artificial y Customer Experience

ai inteligencia artíficial

La publicación iProUp analiza el auge imparable de la inteligencia Artificial en el ámbito del marketing y la experiencia de cliente. Cada vez son más las marcas que centran sus esfuerzos en una mejor Customer Experience. ¿La nueva herramienta obligatoria? Lo descubrimos.

Predecir lo que quiere el cliente con inteligencia artificial, el próximo paso de las tiendas físicas y online

Mantener un buen servicio al cliente es unas de las prioridades de las organizaciones puesto que puede incidir en el crecimiento de su negocio.

En la actualidad, las empresas, sin importar su tamaño, se ven inmersas en un mercado cada vez más competitivo por lo que la búsqueda de estrategias para mejorar y/o diferenciarse del resto toman una total relevancia. 

Es en este punto en que la calidad del servicio resulta un elemento que no solo le agrega valor, sino que puede realmente hacer la diferencia en temas de ventas. 

De hecho, un estudio de la firma global de consultoría estratégica, Bain & Company, señala que las organizaciones que brindan excelente experiencia al cliente ven crecer sus ingresos entre un 4% y un 8% por sobre el mercado.Te puede interesar

Qué hacer ante el subibaja del Bitcoin: los expertos te explican si conviene apostar ahora o esperar un repunte

Asimismo, un estudio de Gartner señala que el 64% de las personas considera que la calidad de la experiencia del cliente es más importante que el precio cuando se trata de decidir dónde comprar.

Pero según los expertos ya no basta con mantener personal capacitado, sino que es fundamental apoyarse en la tecnología que cada día tiene más herramientas que ofrecer al respecto. 

Y es que sin duda la tecnología y su constante evolución no hace más que ponerse al servicio de las personas, buscando beneficios a los usuarios, empresas y a todo quién se interese en ella. Es allí donde el desarrollo de la Inteligencia Artificial (IA) se ha transformado en un mercado imparable capaz de contribuir al negocio.Te puede interesar

Para el presidente de Wilobank: “es un fenómeno imparable”

“Desde hace más de  dos décadas han aparecido plataformas tecnológicas para apoyar el servicio al cliente, inicialmente enfocadas a la atención telefónica y con el paso del tiempo incorporando la atención por canales digitales desde una perspectiva omnicanal, incorporando herramientas de inteligencia artificial y machine learning, que de hecho son capaces de predecir con un 90% de acierto lo que el usuario necesita”, señala Patricio Cáceres, gerente general de la empresa e-Contact, especialistas en desarrollo e implementación de soluciones de transformación digital.

Si bien las generaciones anteriores recurrían -y aún recurren- al teléfono como principal canal de comunicación para satisfacer sus demandas de atención, la realidad es que actualmente los canales digitales superaron a los tradicionales.

Lo anterior no implica la desaparición de la atención telefónica, ni mucho menos la ausencia de atención humana, pero sí una nueva mirada de las organizaciones, que deben ajustarse a las nuevas demandas: mayor velocidad en la atención y mayor comodidad para el cliente, especialmente para aquellos que pertenecen a generaciones más vinculadas con el desarrollo tecnológico digital. Te puede interesar

Se agrava la escasez de talentos: más profesionales trabajan para el exterior y estos 6 países acaparan la demanda

En este sentido, los chatbots y los sistemas de mensajería instantánea se han convertido en el principal apoyo para las empresas de atención al cliente que necesitan estar presentes 24/7.

Actualmente existen diversas acciones que pueden ser realizadas por inteligencia artificial, a través de bots, tales como: entrega de información; transacciones; tener labores de cobranzas como recordar deudas o agendar pagos; entre otras.

“Con el uso de estas nuevas plataformas las organizaciones pueden enfocar la atención de sus agentes a temas más complejos o emocionales que requiera del toque humano”, explica el experto de e-Contact, quien agrega que “los autómatas disponibles para la atención al cliente pueden ser especialistas en áreas específicas, pero muy difícilmente podrán llevar una conversación coherente en un amplio espectro de conversación”. 

De hecho, según datos de Gartner, en 2020 más del 85% de los centros de atención al cliente serán operados por bots.

En Chile y el mundo, la industria de los contact center se considera en crecimiento y en plena tranformación. Las plataformas están ahora disponibles en la nube y con eso las dificultades de infraestructura se han disminuido considerablemente lo que, según los expertos ha permitido que las conversaciones sean cada vez menos técnicas y mucho mas orientada al usuario, en cómo hacer más amigable la interacción de las personas con las empresas y las marcas.

“Los clientes buscan vivir experiencias únicas con cada uno de sus proveedores, esperan que de una u otra manera cuando hagan contacto, la empresa sepa quiénes son realmente, cuáles son sus necesidades y qué es lo que quieren, es decir buscan la hiper-personalización que es en lo que nosotros estamos enfocados”, concluye Cáceres.

Leer Más
Brand experienceEstrategiasNeuromarketing

5 claves del neuromarketing

neuromarketing tendencias

No es ninguna sorpresa: nuestras compras se basan en motivos emocionales. Los consumidores racionalizan muy poco sus decisiones a la hora de escoger un producto. Por eso, crear una buena estrategia de neuromarketing es esencial para cualquier marca. Nos lo cuenta Merca2.0

  • El especialista e investigador en neuromarketing y neuro-innovación, Jürgen Klaric, reveló que la gente no compra por motivos racionales, compra por motivos emocionales, todo es neuromarketing.
  • El neuromarketing es una de las áreas de la mercadotecnia más efectivas, apela a los conocimientos, herramientas y técnicas de la neurociencia.

El neuromarketing es una de las áreas de la mercadotecnia más efectivas, apela a los conocimientos, herramientas y técnicas de la neurociencia para aplicarlas a la mercadotecnia y obtener respuestas no conscientes del consumidor ante los diferentes estímulos.

Ya lo dijo Jürgen Klaric, especialista en el tema y autor de libros como “Véndele a la mente no a la gente”: “Si a una persona le das un pescado, comerá hoy; si le enseñas a pescar, comerá siempre; pero si le enseñas a venderlo con neuromarketing se hará millonario”.

UNO

La Universidad de Harvard y la de Yale revelaron recientemente que el 95 por ciento de las decisiones del cliente no son racionales, lo que hace efectiva la implementación del neuromarketing.

DOS

El profesional sabe que entre 80 y 90 por ciento de las decisiones de compra se toman de manera inconsciente, según cifras publicadas en el artículo How Customers Thinks.

TRES

De acuerdo con Martin Lindström en su texto “Compradicción, verdades y mentiras de por qué las personas compran”, son asociaciones entre dos elementos incompatibles, mucho más memorables que las asociaciones cotidianas que realiza el cerebro.

CUATRO

Algunos estudios señalan que en el proceso de compra las palabras “pagar” o “gastar”, en su lugar promueve términos como “llevar a casa” o “meter al carrito”, esto ayudará al consumidor a comprar el producto o servicio sin culpa.

CINCO

Existen palabras que el consumidor relaciona con aspectos positivos: Gratis, Poderoso, Fácil, Oferta, Ahorro, Garantizado, Comprobado, Exclusivo o Secreto.

Todo esto es un indicador claro de que una de las estrategias más efectivas en mercadotecnia es justamente esta estragegia, que ha traspasado obstáculos y se adapta a la perfección en todas las épocas.

El concentrarse en la mente de los consumidores siempre resulta más complejo y costoso, pero los resultados son más precisos y efectivos, lo que es importante a considerar cuando se definen las estrategias a seguir.

Leer Más
Brand experienceEstrategiasTendencias

PRODUCTOS DE LUJO COMO VALORES DE REFUGIO

master adrian cordero lic

EL CONSUMO DE LUJO EN UNA TRANSFORMACIÓN ESTA ASOCIADO A LA SEGURIDAD Y LAS EXPERIENCIAS DEL CUSTOMER JOURNEY.

TEXTO: ELENA CRESPO

UN VACHERON CONSTANTIN ME DA LA HORA, con unos John Lobb puedo tomarme un trago en uno de los sofisticados afterworks de la ciudad y con un traje de Brioni puedo ir a una entrevista de trabajo. Sin embargo, con las marcas de lujo esperamos que cumplan nuestras necesidades simbólicas o de autoexpresión. Esto es, las que nos permiten sentirnos de una determinada manera, y proyectan en nosotros valores positivos, contribuyendo a reforzar status social y una imagen concreta; elegante e inadvertida.

Según el índice BrandZ, elaborado por Kantar Millard Brown y WPP, las marcas de lujo han incrementado su valor en más de un 70% en la última década. Un proceso que para Adrián Cordero, director de desarrollo corporativo de la agencia publicitaria BBDO España y experto conocedor de temas de comunicación, se acentúa cada vez más debido a la participación dentro del consumo de lujo, de poderosos mercados emergentes como China o India, pero también a causas emocionales. “Por un lado, muchos productos se han convertido en valores refugio, por otro, cada vez más consumidores, independientemente de su clase social, adquieren productos de lujo que consideran imprescindibles para proyectarse social y profesionalmente”

Los resultados de marcas como Louis Vuitton, con un valor de más de 20 millones de dólares o Gucci con más de 10 millones, constatan su supremacía con un customer journey claro en donde la venta del producto y el producto en sí mismo son una experiencia. “Una experiencia de marca excelente en todos los momentos de contacto pero también, la gran diversificación de su oferta y una presencial global y selecta en todos los escenarios en que están presentes”, señala Cordero quien durante casi tres décadas, ha ocupado diversos puestos de responsabilidad en empresas y entidades de diferentes sectores, en agencias, consultoras y medios de comunicación.

El mayor crecimiento del lujo está en Europa, Estados Unidos, China y Japón. En el caso de Latinoamérica el proceso no es tan rápido. Cordero sostiene que su potencial es innegable tanto por su consumo de lujo como por su creación de marcas propias, sobre todo, en Brasil y México. ”Con el sector de la hostelería como flagship, otros sectores como la joyería y la
moda se han sumado a la oferta de lujo latina
”. República Dominicana, con una expansión de un 7% del Producto Interno Bruto (PIB) se convirtió en líder de crecimiento en 2018, algo que favorece su evolución y su atractivo para marcas de lifestyle, no exclusivamente ligadas al sector de la moda o el turismo. “Todos los informes señalan que este país va a ser uno de los que más significativamente eleven su renta per cápita en América en la próxima década, algo que se verá reflejado en el consumo de lujo”.

Los automóviles, con su revolución a través de modelos híbridos y eléctricos, y los personal luxury goods son los productos mejor posicionados
en el mercado del lujo. “Las marcas japonesas de coches de lujo han sido las primeras en beneficiarse de ello y los próximos tres años van a ser especialmente intensos en este sector. El auge de los luxury goods se da por la necesidad, de acceder aunque sea parcialmente al mundo del lujo”.

Sumado a esto, el informe Euromonitor Internacional 2019 apunta nuevos comportamientos del consumidor con el uso de Internet. “A través de la red, las marcas pueden acceder a un volumen de información de su potenciales clientes y ofrecerles productos y experiencias de lujo personalizadas… el mayor de los lujos”.

Cordero comparte con lo que dicen algunos especialistas sobre que la industria del lujo se basa en ofrecer una experiencia memorable en la que influyen varios factores: tecnología, personalización, trato personal y experiencias guau. “La experiencia ¡Wow! debe asociarse sobre todo a la capacidad para actualizar permanentemente la oferta, de modo que sea siempre novedosa, evolutiva y relevante”.

Un compromiso a nivel de intangibles que ya ponía en valor Uche Okonkwo en su libro “Luxury Fashion Branding”, siguiendo el modelo de Schiffman y Kanuk pero que ahora más que nunca hay que circunscribirlo a un mundo globalizado donde se hace difícil ejemplificar una marca de lujo masculino. “Es difícil destacar una sobre las demás, el concepto de lujo es multisectorial. Destacaría Hugo Boss en confección y complementos, John Lobb en calzado y Cartier en relojes pero creo que debemos dejar de poner barreras de género para definir a las marcas. La tendencia global se mueve en esta dirección”.

En el 2025, Milllenials y Generación Z representarán casi la mitad del mercado global de artículos de lujo personal. Un contexto para el que Cordero considera preciso hacerles sentir únicos, a través de las herramientas de Smart Data, y reflejo de las últimas tendencias que promuevan las opiniones de influencers.


Leer Más
1 2 3 4
Page 1 of 4

Warning: Cannot assign an empty string to a string offset in /home/eicomuni/public_html/brandandlife.es/wp-includes/class.wp-scripts.php on line 445