close
marcas clientes experiencias

Una vez más, los estudios marcan la tónica sobre cómo las marcas tendrán que afrontar el futuro y convencer a un consumidor cada vez más acostumbrado a todo tipo de estrategias de venta. ¿Cuáles serán las tendencias que veremos en los próximos años? Marketing Directo lo detalla.

Las estrategias que emplearán las marcas para seducir a sus consumidores la próxima década

Los avances tecnológicos, como la IA o el 5G, el análisis de datos, la personalización de productos, contenidos y mensajes y la omnicanalidad marcarán el devenir de la relación marca-consumidor

AdJinn ha querido analizar los que considera que son los métodos y estrategias que las marcas ya han comenzado a implementar para atraer y seducir a su clientela, y cuáles triunfarán en el futuro. La compañía española, experta en benchmarking de datos para publicidad online, ha identificado a su vez qué tecnologías serán las más adecuadas para llevar a cabo esta tarea, para conocer mejor a sus consumidores y hacerles protagonistas de su estrategia de negocio. Las marcas, por norma general, buscarán fortalecer los lazos con sus usuarios y conseguir que se conviertan en fieles seguidores a los que poder vender siempre sus productos.

Además, las marcas deberán tener en cuenta que han dejado de ser las grandes poseedoras de la información sobre sus propios productos, como ocurría cuando apenas existía internet y las tiendas físicas eran las reinas del mercado. Ahora, sin embargo, su reputación está en tela de juicio, siempre puesta en entredicho por la información alternativa que manejan los consumidores, gracias a la llegada de internet y de los dispositivos móviles. Los consumidores juegan un papel realmente importante en esa dinámica de poder sobre la información relativa a empresas y productos, que ellos mismos generan y a la que tienen acceso rápido y sencillo.

Según AdJinn, en un futuro relativamente cercano las marcas y sus usuarios interactuarán en un contexto de análisis de datosque permitirá a las marcas crear interacciones más humanas y personalizadas con sus clientes. Por otro lado, la tecnología conversacional será clave en el sector, ya que los consumidores presumiblemente se inclinarán por utilizarla. Además, la compañía estima que la interacción sin pantallas será universala lo largo de esta década. Tecnologías como la Realidad Aumentada, la Realidad Virtual o incluso la biometría serán la clave para seducir de modo visual al consumidor que, literalmente, tendrá en la palma de sus manos un producto que ansía adquirir.

En base a estas suposiciones, AdJinn ha elaborado una sucesión de estrategias para convencer a los consumidores que las empresas pondrán en práctica durante los próximos 10 años.

1. Proximidad y humanización de la comunicación. La nueva tendencia es que las marcas se acerquen más a los consumidores porque buscan que las personas no les vean solo como un proveedor de productos, si no como alguien que se acerca a su vida cotidiana satisfaciendo una necesidad y aportando servicios.

2. La voz es el “new black”. La voz va a ser clave para mejorar la interacción entre las marcas y los consumidores como mecanismo de fidelización. No tanto porque sea algo nuevo, sino porque va a permitir que mucha gente que no tenía acceso a buscadores como Google, o simplemente a bajar o encender la música lo va a poder hacer usando la voz. Los negocios que se consideran early adopters vertebrarán estrategias basadas en voz para establecer y fortalecer lazos con los consumidores con ofertas de servicios basados en voz que invitan al usuario a interactuar con la marca.

3. La Inteligencia Artificial y el Internet of Things, el tándem perfecto. Con la proliferación del uso de la voz los algoritmos en los que se basan estas dos tecnologías se irán perfeccionando de tal modo que cuando un asistente virtual reciba una pregunta, será capaz de responder -de entre todas las posibilidades – a aquella por la que el usuario le está consultando. Esto irá abriendo poco a poco a la posibilidad de que la interactuación entre las marcas y los consumidores sean cada vez más natural y productiva, contribuyendo con cada interacción a que la marca conozca mejor los gustos y necesidades del consumidor, y a que el consumidor esté cada día más fidelizado con las marcas.

4. El uso del video para interactuar con el consumidor. La presentación en vídeo de nuevos bienes, con retransmisiones en directo del “unboxing” de productos ya es una estrategia de engagement que satisface muchos objetivos. Por un lado, acerca el producto de una forma atractiva a sus públicos. Durante un streaming, los usuarios pueden interactuar con la marca, haciendo preguntas, compartiendo comentarios, haciendo sugerencias, que pueden -además- ser respondidos por los fabricantes en tiempo real. Así, el uso del vídeo genera fidelidadentre los consumidores por la vía de la emotividad y una gran cantidad de datos para el fabricante, como es el número de usuarios conectados, de qué partes del mundo, qué les interesa más y desde dónde. El posterior análisis de estos datos permitirá a la marca personalizar aún más su oferta de producto y mejorar su estrategia de customer experience.

5. La realidad virtual para reforzar el contacto con los consumidores. Permitirá a las marcas, interactuar directamente con el consumidor en un entorno compartido que ponen a disposición del usuario. La realidad virtual, como estrategia no busca llegar a muchas personas, tan solo -de una forma más contundente- a un selecto grupo de “embajadores” de la marca, que posteriormente podrán compartir con sus seguidores la experiencia, multiplicando así el “hype” entre los futuros consumidores. Además, la marca puede “testear” en sus influencers aquello que funciona y lo que no para estar cada vez más cerca del consumidor.

6. La personalización y el análisis de datos. Las marcas cada vez se preocupan más de tener las mejores fuentes de datos, porque es el correcto análisis de estos lo que les va a permitir desarrollar estrategias de personalización para conseguir las mejores experiencias para sus clientes.

7. El 5G como catalizador de oportunidades. Cuando llegue en el 2020 cambiará mucho la forma en la que las marcas y los consumidores interactúan porque esta fórmula de relación entre los fabricantes y los usuarios podrá ser inmediata, algo que contribuirá a poner -todavía más- al usuario en el centro de todo. En paralelo, el real-time, en la interacción va a favorecer la humanización del trato dentro de un mundo de la digitalización extrema y contribuirá a la personalización del mensaje. En un mundo cada vez más globalizado las marcas -al igual que los consumidores- se mueven cada vez más en pequeños grupos y buscan el mayor nivel de personalización en la interlocución con el consumidor.

8. Omnicanalidad para estar siempre donde lo quiera el consumidor. Algo que ya está extendido en algunos países, pero que estandarizará a tal extremo que en un futuro cercano las marcas tendrán tal conocimiento de sus clientes que serán capaces de establecer contactos solo por los canales deseados por los consumidores y serán capaces de satisfacer requerimientos en tiempo real por el canal elegido por el consumidor en cada momento.

Para Giancarlo Giansante, CEO y cofundador de AdJinn, “en el mundo online, las marcas pueden fracasar o triunfar según la experiencia de cliente que ofrece. Una gran parte de los consumidores en el territorio digital están habituados a puntuar las marcas que consumen. La puntuación de los clientes puede ser la clave del éxito, pero también del fracaso y de pérdidas de una marca. De este modo, es crucial conectar con el consumidor, de modo sencillo, a través de sus canales preferidos, personalizando no solo su experiencia, sino los mensajes con los que se comunica una marca con su cliente.

Tags : clientecustomer experienceshopper experience

Deja un comentario


Warning: Cannot assign an empty string to a string offset in /home/eicomuni/public_html/brandandlife.es/wp-includes/class.wp-scripts.php on line 445